Con un video, Paraguay denuncia a Venezuela

Por Hugo Olazar.

Muestra al canciller Maduro en una reunión con jefes militares.

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, instigó a los comandantes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina a defender al presidente Fernando Lugo y a desconocer el veredicto del juicio político que lo destituyó, revela una denuncia que investiga la fiscalía general del Estado de Paraguay.

Un video sobre la presencia de Maduro con los militares paraguayos en el Palacio de Gobierno, mientras se tramitaba el impeachment , fue exhibido ayer a la prensa por orden del presidente Federico Franco. Maduro, al que acompañó el embajador del Ecuador Julio Prado, en una reunión en la oficina del jefe de gabinete militar del presidente Lugo, según la denuncia, intentó presionar a los jefes militares a firmar un comunicado de reconocimiento de Lugo como único presidente y comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Paraguay, y a desconocer a Franco, ungido por el Senado. Las revelaciones fueron hechas por el comandante de la Fuerza Aérea, general Miguel Christ Jacobs, ante la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, informó el titular de la comisión, diputado José López Chávez. El legislador dijo que ahora se analiza pedir la expulsión de los agregados militares de Venezuela y Ecuador. “Actúan como espías”, precisó.

El general Jacobs admitió que los comandantes fueron convocados por el jefe de gabinete, general Angel Vallovera, en cuya oficina recibieron una arenga de parte de Maduro. La primera denuncia fue hecha pública por la ministra de Defensa, Maria Liz García de Arnold hace cinco días.

Según el presidente de la comisión de Defensa de Diputados, los militares se negaron a firmar el documento de lealtad exclusiva a Lugo. “El ministro venezolano les dijo que iba a haber consecuencias graves para el país si es que no respaldaban la decisión”.

López Chávez dijo que aún en medio de la crisis, los comandantes “se mantuvieron institucionalistas, respetaron la Constitución”.

“Evidentemente es una coacción de un país extranjero , en este caso del canciller Maduro y del embajador (de Ecuador Julio) Prado. Ellos no tenían por que dar instrucciones”, manifestó.

Minutos antes de conocerse el veredicto sobre la suerte de Lugo, las Fuerzas Armadas paraguayas divulgaron un comunicado en el que se comprometieron a respetar la decisión del Congreso.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que ayer visitó Asunción, respondió: “No es habitual. No conozco casos en que un representante de un país extranjero entreviste o converse con los jefes militares de otro país”.

Comentá la nota