Usan drones para agarrar a los que arrojan basura

La Muni utiliza los dispositivos para combatir los microbasurales.

Neuquén.- Con un innovador sistema de vigilancia, la Subsecretaría de Limpieza Urbana salió a buscar a los que tiran basura en la meseta. Utilizan drones para vigilar las zonas donde se formaron microbasurales y sorprender a los infractores. “Nos sirve para identificar vehículos, patentes y personas en un terreno difícil de recorrer”, detalló el titular del área, Cristian Haspert.

Desde hace aproximadamente un mes, el órgano municipal trabaja en la limpieza del sector de bardas (ver nota aparte), aunque la enorme cantidad de residuos que arrojan algunos vecinos dificulta las tareas y compromete al medioambiente.

Sorpresa

En función de esto, implementaron un nuevo sistema de vigilancia en los operativos sorpresa, al incorporar drones para atrapar in fraganti a los infractores. Es que muchas personas se internan en el medio de la meseta con sus vehículos cargados de desechos y los tiran en el primer rincón que encuentran.

Haspert explicó que los utilizan para identificar vehículos, patentes y personas en un espacio que es amplio y difícil de transitar por su geografía y por la gran cantidad de basura que contiene. “En cuestión de segundos podemos inspeccionar una gran cantidad de terreno. Simultáneamente, un inspector se dirige al lugar para notificar a la persona que está cometiendo la infracción”, agregó.

Aquellos que fueron interceptados antes de que arrojen sus residuos, tienen un plazo -pueden ser horas o días- para acudir a un Centro de Transferencia. Si no cumplen en tiempo y forma, serán multados. “Les ofrecemos la posibilidad de remediar lo que hicieron”, sostuvo.

Concientizar

Si bien el área de Haspert tiene la potestad para hacer multas de oficio, el funcionario aclaró que no lo hacen, ya que consideró que la intención de los operativos no es recaudar, sino educar a la población sobre las consecuencias que trae la contaminación.

“Hacemos informes documentados con fotos o videos. Luego nos acercamos y le contamos que fue denunciado. Es impresionante cómo niegan todo, hasta que ven las imágenes”, detalló.

Según manifestó, no se trata de una conducta que se extiende a toda la sociedad, sino que son unos pocos los que tiran basura en las bardas. “La mayoría de los vecinos se enoja con estas prácticas”, indicó.

Si bien esta nueva modalidad de control se encuentra en una etapa experimental, ha dado grandes resultados en el poco tiempo que lleva en práctica.

Los drones pertenecen a una productora que prestó los equipos gratuitamente a la Municipalidad de Neuquén para este tipo de operativos destinados a sorprender a quienes tiran la basura.

30.000 pesos de multa

Es la base de la contravención por arrojar residuos en la vía pública. Esta cifra equivale al valor de contratar 30 contenedores de basura privados, indicó el subsecretario de Limpieza Urbana, Cristian Haspert.

Contenedores y desconocimiento

La ciudad de Neuquén cuenta con 756 contenedores de basura que se distribuyen entre el microcentro y algunos barrios como Alta Barda, Salud Pública, Copol y Mercantiles. En el resto de los barrios, los vecinos utilizan los tradicionales cestos metálicos y, para separar, deben respetar los días establecidos.

Según una encuesta realizada por el Municipio, el 33% de los consultados desconoce los días para sacar sus bolsas a la calle, mientras que el 19% afirmó que su principal obstáculo es que no conoce las ventajas que su acción tendrá en el futuro.

Comentá la nota