Tras un sondeo, ahora Scioli estudia "reducir" cuotas para salarios bajos

Con predisposición y logística de candidato, aunque acallado, Daniel Scioli mandó medir el impacto de un anuncio que se sabía antipático, pero que esperaban al menos compartir en términos del costo político con el Gobierno Nacional.
Es que la situación financiera de la Provincia que derivó en el inédito anuncio de dividir el pago del aguinaldo en cuatro cuotas responde, según explicó el Ejecutivo provincial, a la consecuencia de un déficit estructual del que también, se desprende, es responsable la administración central que no impulsó las reformas capaces de darle viabilidad a las cuentas públicas del distrito más importante del país.

Hubo, según trascendió, sondeos para determinar la percepción de los bonaerenses sobre la decisión de Scioli de desdoblar, en comodísimas cuotas, el pago del aguinaldo. La resultante de la encuesta podría llevar al Ejecutivo a reformular la oferta, para no afectar sobre todo a los sectores de ingresos más bajo entre el universo de los 550 mil empleados públicos. Básica, la idea apuntaría a descomprimir un poco el malhumor social, al menos del piso de la pirámide salarial.

Por estas horas, en el Ejecutivo se muestran dispuestos a “discutir” con los gremios esa posibilidad. Significa, en los hechos, un cambio de posición que quedó reflejado en los dichos del actual Ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, quien admitió hoy la posibilidad que negó el sábado último: que pueda reverse la liquidación en cuotas del aguinaldo de los sectores de menor ingreso en la administración pública provincial.

La medida que estudia el Ejecutivo iría de la mano de los resultados de esos sondeos, que demuestran que el mayor nivel de rechazo de los habitantes de la Provincia sindica al Gobernador como “máximo responsable” del desdoblamiento del pago del aguinaldo.

En los hechos, el nuevo trabajo en el terreno contradice otro anterior que celebraban en La Plata, según el cual todo tipo de inconveniente financiero en la Provincia que se traslade de manera directa o indirecta a los bonaerenses –a través del Salario o de algún Servicio básico- iba a ser visto, ni siquiera de manera repartida en términos de la responsabilidad entre ambas administraciones. El foco acusador apuntaría, se dijo –se imprimió en los diarios- al Gobierno Nacional.

Sirva como muestra. Este portal consultó a sus lectores desde el mismo día del anuncio quien cree que es responsable del ‘pago en cuotas’ del aguinaldo. Aunque con tres opciones de respuestas posibles, la que sugería “La Provincia-Scioli”, fue la más votada con el 46,84% de los votos; 12 puntos por encima de la que apuntaba la responsabilidad de “La Nación- Cristina Kirchner”. No fue la única consulta abierta. Otro portal que concentra su atención periodística en al Provincia, la revista “La Tecla”, consultó exactamente lo mismo a sus lectores. Allí los resultados sindicando al Gobernador como responsable de tal decisión marcan una brecha aún mayor, aunque se explique en parte por el hecho de que las opciones consultadas son solamente dos. Según la revista La Tecla, el 63,87% de los que participaron del sondeo ven al “Gobierno Provincial” como responsable máximo de tal decisión, contra el 35,57% que sindica al “Gobierno Nacional”.

Según trascendió, el resultado de una sondeo oficial en ese sentido hizo torcer el rumbo de la decisión que se adoptó la semana pasada. Ahora, según anunció el Ministro de Infraestructura Alejandro Arlía en los micrófonos de una emisora de radio porteña, la Provincia está “dispuesta” a discutir con los gremios un nuevo esquema de liquidación de aguinaldo atendiendo la situación de los que menos cobran en la administración pública provincial.

La apertura admitida esta mañana Arlía en Radio Mitre, contrasta con lo cerrada de su respuesta del sábado último, cuando fue consultado sobre esa misma posibilidad en su paso por Miramar:

En el marco de la Jornada encabezada por la Juan Domingo, un periodista consultó al mismo funcionario provincial sobre la posibilidad, en función del rechazo de los gremios, de pagar el aguinaldo en forma completa, o menos nos cuotas –habló de dos- para los sectores de menos ingresos dentro de la administración pública provincial.

“Se evaluaron todas las alternativas; lo vimos con los propios gremios. Creíamos que lo más acertado era repartir absolutamente para toda la masa salarial, en la medida que vayamos teniendo los recursos, el 15 de julio; el 15 de agosto; el 15 de septiembre y en octubre. Obviamente, quedan excluidos los funcionarios por tiempo indefinido. Esta es la única distinción, después se va a tratar a todos por igual”, cerró Arlía la cuestión. Esta mañana, sin embargo, el ex ministro de economía admitió esa posibilidad.

Comentá la nota