Tierras con “objetos sociales”

Tierras con “objetos sociales”

No fue suficiente la lluvia de cuestionamientos ni el rechazo de 12 diputados, finalmente se otorgó media sanción a la donación a terrenos para privados y asociaciones civiles. Sólo las donaciones al  Uzzi College y a la Cámara Hotelera suman 5 hectáreas y media. ()

Las intervenciones en relación al proyecto que establecía donar terrenos a entidades privadas y asociaciones civiles, concentraron la atención de todos los cronistas. El controversial punto fue lo más importante de la jornada legislativa,  principalmente por la discusión que despertó en la prensa el dato de que entre los privados beneficiados se incluía el exclusivo “Uzzi College” y  la cámara de empresarios hoteleros.

El proyecto enviado por el Ejecutivo había quedado planchado en la comisión de Obras Públicas, y hasta el propio presidente Scabuzzo en aquella oportunidad reconoció que no había consenso suficiente para otorgarle luz verde tal cual estaba; sin embargo, de un día a otro, notoriamente su dictamen fue apurado. No importó la lluvia de cuestionamientos ni la votación en contra de 12 diputados; igualmente, el oficialismo logró imponerlo en la sesión del martes 9 de agosto, realizando sólo una modificación.

“No podemos seguir dilatando, hay temas más importantes que verdaderamente le preocupan a la gente”, fue lo dicho en la mañana por Matilde Balduzzi en la mencionada comisión. La misma diputada, por la tarde, fue la primera en defenderlo en el recinto; su argumento central fue decir que las instituciones (aunque fuesen del ámbito privado) se merecían las donaciones porque habían invertido mucho dinero, algunas desde el año 2001 y otras desde 2007. “Las instituciones hicieron perforaciones de pozos, tendido de agua y energía; son inversiones que a veces no se ven pero que son necesarias e importantes para esos lugares”, resaltó.

Además, destacó que la cámara Hotelera cumplió una importante tarea en la urbanización de la zona “mucho antes de que estén los monoambientes y el parque Bicentenario” y mostró como positivo que suelen hospedar y capacitar a “gente del interior”. Sobre el Uzzi College dijo que tiene una matrícula de 900 alumnos y que genera más de 100 puestos de trabajo. Ya en  medio de su alocución, justificó la entrega señalando que el exclusivo colegio realiza una “tarea social” puesto que otorga “10 medias becas al concejo deliberante” y aseguró que pese al elevado costo de las cuotas “los hijos de las familias municipales” concurren.

Lucas Godoy dijo que las instituciones ya tienen el comodato y que sería “una locura” sacar de ese lugar al Uzzi College y a la Cámara Hotelera. Como habitualmente ocurre, buscó golpear a la izquierda; partió de acusarlos de tener una posición “plagada de mala fe” y luego enfatizó en que las entidades del ámbito privado beneficiadas cumplen un rol social, lo cual encaja con la redacción final que establecía la donación pero con una salvedad: “de ser destinados exclusivamente al cumplimiento de sus objetos sociales”. Sonó ambigua esa parte pero sirvió para mostrar “edulcorar” la donación. Calificó como “sensata” la decisión que se estaba tomando, ya que es habitual realizar la entrega de comodatos a entidades que realizan una tarea con la sociedad y puso como ejemplo a  beneficiados tales como la iglesia o clubes.

También merece su lugar la intervención de la diputada Liliana Guitian. En su introducción aclaró que hablaba para “transmitirle tranquilidad” a los que escuchaban. Ese momento basto para dejar en evidencia la preocupación de excesivamente defender una posición. “no es nada anómalo lo que estamos haciendo”, aseguró abriendo el paraguas y destacó las reuniones realizadas entre legisladores de la comisión de turismo y empresarios hoteleros “quienes han invertido y sostienen la actividad turística de la provincia”. Fue soberana la defensa del Bloque Justicialista al proyecto.

Opositores

Fueron varios los legisladores que se opusieron al proyecto pero las intervenciones de Arturo Borelli del PO y Guillermo Martinelli de “Salta nos Une” sintetizaron los argumentos fuertes de la oposición.

Borelli empezó señalando que “en plena emergencia habitacional Urtubey impulsa una ley para darles terrenos del IPV a instituciones con fines de lucro” y su precio ronda los 40 millones de pesos. “El Estado entrega estos recursos  y, lógicamente, renuncia a construir por lo menos 200 viviendas a cambio de nada”.  Asimismo, denunció enfáticamente que desde el gobierno se “estimula la burbuja inmobiliaria, los negocios privados y la extremada valorización de la tierra”. El dictamen de su bloque proponía que se excluya de las donaciones al colegio y a la cámara de empresarios hoteleros.

Por su parte Martinelli, dijo que se debía “revisar” los comodatos, y que la ley representaba “una capitalización enorme” para un privado. Además, recordó que cuando cualquier ciudadano toma posesión de un terreno, luego el Estado se los cobra, y que el proyecto “no encaja con los parámetros que se suelen tener en esta cámara en otros casos”. También se pronunciaron en contra el diputado Salvador Rodríguez del bloque Frente para la Victoria y  Mario Abalos de Salta nos Une.

Al terminar este punto se levantó la sesión que acumulaba más de 4 horas de duración. El proyecto que obtuvo media sanción quedo redactado de la siguiente manera:

“Autorizar al Poder Ejecutivo a transferir en carácter de donación los inmuebles a favor de la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica – Regional XIII; Cámara Hotelera, Gastronómica y Afines de Salta; y de la Liga Salteña de Fútbol, respectivamente; y autorizar al Instituto Provincial de Vivienda a transferir en carácter de donación los inmuebles  a favor de Uzzi College; Obra Social de Agentes de Propaganda Médica; Asociación Deportiva y Recreativa Los Ángeles Azules; Club Fox; HIRPACE; Círculo Médico de Salta; y Asociación Docente Provincial, respectivamente, con el cargo de ser destinados exclusivamente al cumplimiento de sus objetos sociales”.

Comentá la nota