El sistema de salud en terapia intensiva, culpa de los obscenos negociados y la escandalosa corrupción en su administración

El sistema de salud en terapia intensiva, culpa de los obscenos negociados y la escandalosa corrupción en su administración

"ES UNA LOCURA QUE GILDO INSFRAN SE HAGA EL DISTRAIDO"

Gildo Insfrán no puede hacerse el distraído y menos culpar alegremente al presidente Macri, por la desastrosa prestación de la Salud Pública Formoseña. El sistema es él mismo, viene desbordado y desfinanciado desde hace muchos años, casi tantos como los que él lleva de Gobernador.

Insfran gobierna hace más de 20 años, y no es que los formoseños se multiplicaron y enfermaron todos de golpe en los últimos 19 meses que lleva de presidente Mauricio Macri. El sistema es fiel reflejo de su modelo, que privilegió el acelerado y descomunal crecimiento patrimonial de sus funcionarios y proveedores.

El Gobernador formoseño es el gran responsable del colapso, el abandono y el cuello de botella derivador en que eclosionó el sistema de atención a salud de su “modelo”.

Insfrán es cómplice, él que permite el saqueó y garantiza la impunidad política y judicial con la que blindó a sus favorecidos funcionarios que se cansaron de hacer negociados de “Alta Complicidad”, con fondos que llegaban para el sostenimiento de la salud pública y la asistencia social a los formoseños.

Comentá la nota