Rozas justificó el portazo: "No estoy para bancarme cualquier cosa"

Rozas justificó el portazo:

El chaqueño le ratificó a sus pares radicales que no presidirá más el interbloque de Cambiemos. Las causas.

"Es una decisión estrictamente personal, e indeclinable", fue la frase del senador Ángel Rozas ante sus pares radicales, para justificar su sorpresiva renuncia a la presidencia del interbloque Cambiemos.

El chaqueño juntó a sus correligionarios al mediodía para ratificar su salida, que había comunicado intempestivamente en la reunión del martes, pero la mayoría no había ído.

Se fueron enterando por mensajes o llamados de los medios y antes de la sesión, "Si consultaba a todo el mundo iban a decirme que no lo hiciera. Quise evitar eso", justificó sus formas.

Y dio las razonas conocidas: el ninguneo del Gobierno, que ni siquiera lo llamaba cuando enviaba funcionarios a Chaco. El último desplante fue hace dos semanas, con Mauricio Macri visitó la ciudad de Sáenz Peña.

"A esta altura de mi vida no estoy para bancarme algunas cosas", simplificó, para evitar mayores detalles.

Los senadores radicales pactaron hacer silencio y ninguno habló del tema ante los micrófonos. "Vamos a dejar pasar la elección y luego definimos una estrategia. Queremos saber qué lugar ocupa la UCR en el futuro de Cambiemos", detalló uno de ellos a LPO.

Rozas fue a la sesión y sólo habló en el cierre, breve y conciso, para defender la postura oficial sobre la prórroga de la ley de emergencia territorial indígena.

Casi no presenció el debate y cuando caminaba por el recinto muchos opositores lo saludaban en señal de respaldo. Se fundió en un abrazo con Carlos Reutemann, con quien compartió la condición de gobernador en los 90.

El macrista Pedro Braillard Poccard será provisoriamente jefe del interbloque. Ya ocupó ese lugar el año pasado, cuando Rozas se tomó licencia por problemas de salud.

En aquellos días Macri lo llamó para respaldarlo, pero el vínculo se rompió para siempre en el cierre de listas.

Marcos Peña nunca le perdonó que ninguneara a los macristas chaqueños, justo cuando empezaba a trabajar por la unidad de Cambiemos en todo el país.

No le fue bien con su tozudez: el PJ ganó en Chaco, provincia que domina desde 2011. La UCR ni siquiera controla Resistencia, la capital, donde es intendente Jorge Capitanich.

"Ángel fue dos veces gobernador y quiere que lo traten como tal. Pero ya no es posible", explicaban algunos de sus pares.

La pelea real por las autoridades de bloque será en febrero, cuando deban renovarse y los radicales están dispuestos a pelear.

"El PRO sumará senadores, pero no creo que tengan la mayoría del interbloque", reflexionaban, ya preparados para la interna, que tanto les gusta. Rozas ya se abrió. 

Comentá la nota