Dos rosarinos irán al Polo Sur

El fundador de un hosting (Dattatec.com) y un camarógrafo, los dos rosarinos, serán los primeros argentinos en participar de una expedición civil al Polo Sur. La travesía será a fines de 2013.
El fundador de un hosting (Dattatec.com) y un camarógrafo, los dos rosarinos, serán los primeros argentinos en participar de una expedición civil al Polo Sur. La travesía será a fines de 2013 y el objetivo es colocar una bandera Argentina y concientizar sobre el cuidado del planeta.

Guillermo Tornatore, de 46 años, y Federico Locasio, de 32, serán los que emprendan esta aventura que durará 15 días y para la cual se están preparando. "Vamos a recorrer enormes desiertos de hielo y a filmar para hacer un documental y luego ponerlo en internet, así los argentinos conocemos más sobre este lugar tan rico que tenemos", señaló Tornatore, quien ya realizó una expedición a las islas Malvinas.

La salida será desde Rosario hasta Punta Arenas, al sur de Chile, y luego abordarán un avión ruso que los trasladará hasta la base Patriot Hill, situada en territorio chileno en la Antártida. A partir de allí se inicia la verdadera expedición. "Desde esa base recorreremos más de 1.500 kilómetros en motos de nieve rumbo a la base americana Amundsen-Scott, en el corazón del Polo Sur. Serán 7 días de viaje por escenarios inhóspitos, desolados, con mucho hielo y temperaturas de entre 30 y 50 grados bajo cero", detalló Tornatore.

Hasta ahora, sólo dos expediciones militares argentinas llegaron al Polo Sur: la llamada Operación 90, del año 1965 y encabezada por el coronel Jorge Leal; y la expedición científico-técnica del año 2000, liderada por el coronel Víctor Figueroa.

En Malvinas. El 2 de abril último, cuando se cumplieron los 30 años de la Guerra de Malvinas, Tornatore promovió la iniciativa denominada Mensaje a Malvinas, para lo cual se trasladó hasta las islas y enterró cerca del cementerio de Darwin, una botella con un pendrive que contiene miles de mensajes de personas que ingresaron al sitio web del mismo nombre. Igual objetivo cumplirán ahora los expedicionarios en el Polo Sur, donde enterrarán bajo la gruesa capa de hielo otra botella con un similar dispositivo de almacenamiento que alojará los mensajes de toda Latinoamérica.

Tras clavar la enseña Patria en el Polo Sur, los expedicionarios extraerán muestras de hielo que luego serán analizadas para determinar el grado de contaminación del lugar.

Enamorado

Tornatore contó “su amor por la Antártida” y recordó que tuvo “la suerte de estar en la base Marambio. Soy de una generación que creció con el ejemplo y la idea de que la Patria es también el continente blanco. Adhiero a un nacionalismo bien entendido, tengo mi cuota aventurera y creo que debemos estar en esos lugares”, concluyó.

Coment� la nota