Randazzo ratificó su aspiración ante Pichetto y un grupo de senadores

Randazzo ratificó su aspiración ante Pichetto y un grupo de senadores

Fue recibido en el bloque y dijo que competirá en la interna; el rionegrino lo apoyó porque "pone en marcha el recambio"

"Si hay primarias, voy a competir; contra Cristina o contra quien sea." Con esta frase,Florencio Randazzo le aseguró ayer a un grupo de senadores nacionales que competirá en las primarias del PJ bonaerense por una candidatura para las elecciones legislativas de medio término, en octubre, una determinación que pondría la interna peronista al rojo vivo.

El ex ministro del Interior fue más allá y cerró la puerta a una eventual "lista de unidad" con el kirchnerismo, una costumbre muy arraigada en el PJ en los últimos 30 años. "Quiere primarias, no quiere saber nada con un eventual acuerdo de cúpulas", confió a LA NACION uno de los participantes del encuentro.

Randazzo se encargó de filtrar su desafío justo cuando el kirchnerismo se debate entre poner en juego a Cristina Kirchner, una apuesta fuerte y definitiva, o esperar tiempos mejores y jugar un alfil en suelo bonaerense en las próximas elecciones legislativas.

La reunión fue un almuerzo en el despacho del jefe del bloque de senadores del FPV, Miguel Pichetto (Río Negro), uno de los primeros dirigentes peronistas de relieve en tomar distancia de la ex presidenta y de abogar por una renovación del peronismo.

Participaron, además, Juan Manuel Abal Medina (Buenos Aires), Omar Perotti (Santa Fe), Pedro Guastavino (Entre Ríos), Rodolfo Urtubey (Salta), Mario Pais (Chubut), Carlos "Camau" Espínola (Corrientes) y Julio Catalán Magni (Tierra del Fuego). Este último, el único miembro del FPV que apuesta por Randazzo desde 2015.

El ex ministro kirchnerista se fue sin hacer declaraciones. Vestido de saco azul y camisa celeste, con su tradicional barba entrecana pero con el pelo más largo que de costumbre, Randazzo declinó con cortesía los pedidos de la guardia periodística que lo aguardaba en los pasillos del segundo piso del Senado.

Los que sí hablaron fueron Abal Medina y, mas tarde, Pichetto. "Fue una muy buena reunión en la que charlamos de la difícil situación económica y social que atraviesa nuestro país y de la necesidad de reconstruir un peronismo de mayorías que pueda ofrecer un futuro mejor", afirmó.

El tema social ocupó parte de la agenda y de la necesaria renovación generacional que debe enfrentar el peronismo, según las fuentes consultadas. Las presencias de senadores en la foto de ayer implican un endoso a favor de Randazzo en su decisión de enfrentar al cristinismo.

Tanto que un par de las cinco fotos del encuentro difundidas ayer fueron armadas pensando en la campaña. Son las dos en las que Randazzo aparece flanqueado por Espínola, que será candidato a gobernador de Corrientes en las elecciones de este año, y el santafecino Perotti, quien aspira a la gobernación y que podría tener en el diputado Marcos Cleri, integrante de La Cámpora, a un competidor en la interna de cara a las elecciones de 2019

"Randazzo expresó una decisión de ir a discutir el liderazgo político en buenos aires mediante las PASO, para competir con quien sea", aseguró Pichetto, en una entrevista con LA NACION PM , el noticiero que se emite en la señal LN+.

Recambio

El jefe del bloque de Senadores del FPV aseguró que "su candidatura pone en marcha un proceso de recambio" en el peronismo que "genere propuestas para volver a tener credibilidad". Y se distinguió del kirchnerismo, al asegurar que "es un ciclo que ya empezó a ser materia de evaluación de la historia".

Consultado sobre el pedido de juicio político que Elisa Carrió hizo al presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, Pichetto vaticinó que "difícilmente pase el filtro de la Cámara de Diputados".

El jefe del bloque del FPV en el Senado consideró que "no es conveniente poner en conmoción un poder del Estado". Y finalizó: "La Corte estaba funcionando con normalidad. Poner en jaque al presidente con denuncias que tienen efecto mediático no es conveniente institucionalmente".

Polémico decreto de Verna

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, firmó un decreto que modifica una ley nacional y exime a funcionarios provinciales del pago del impuesto a las ganancias. El decreto 5165 (del año pasado, pero que se publicó esta semana) ordena darles a los sueldos de los empleados de los poderes Ejecutivo y Legislativo el mismo tratamiento que había concedido en 2005 el Tribunal Superior de La Pampa a sus funcionarios. Se descuenta que la AFIP recurrirá en la Justicia el decreto del gobernador peronista, pero tampoco se descarta una complicación si el caso llega a la Corte Suprema: el máximo tribunal dio el mismo beneficio a sus empleados.

Comentá la nota