La próxima campaña de soja sería récord y llegaría a unas 56 millones de toneladas

La oleaginosa abarcaría cerca de 20 millones de ha
Por Merino Soto

La soja sigue consolidándose en los campos argentinos. Se proyecta que para la próxima campaña se llegaría a 56 millones de toneladas, marcando un nuevo récord. El buen clima y los precios al alza serían los motivos de la mejora.

Un trabajo elaborado por la consultora Agritrend estimó una cosecha para 2013 de 55,8 millones de toneladas. Superando así los 52.6 millones del período 2009/2010. El crecimiento sería de 6%, alcanzando de esta forma un nuevo récord.

La mayor cantidad de porotos no significa ni más ni menos que más hectáreas destinadas a la oleaginosa. El estudio sostiene que alcanzaría las 20 millones de hectáreas sobre las 18.8 del último ciclo.

De esta manera, la soja sigue avanzando sobre otras producciones, lo que acentúa la falta de rotaciones de los cultivos.

En tanto, para el director de la consultora Agritrend, Gustavo López, uno de los motivos es “el buen margen bruto, que son más que atractivos para la soja”.

El analista tomó algunos escenarios que demuestran la buena rentabilidad. Para esto comparó el margen entre el maíz y la soja. En ambos cultivos para campos propios (zona núcleo) pudo concluir que para el cereal se podría llegar a 10.000 kilos con un valor final de 750 dólares. Mientras que en el caso de la oleaginosa, se ubicaría en los 3.800 kilos y una ganancia de u$s650 por hectárea.

“Si bien los números muestran que el maíz termina ganando, el alto costo que implica su inversión hace que todo se incline a favor de la soja”, dijo López.

Otro tiene que ver con el transporte. El mayor volumen de granos a mover del campo a los puertos también incide en los costos a la hora de decidir.

El impacto viene por el lado del costo del flete. A mayor distancia de los puertos, más es lo que hay que pagar.

Un tema no menor son los precios. Hoy la soja está cada vez más para seguir subiendo. Y si bien ayer el mercado de Chicago estuvo cerrado por el feriado del 4 de julio (independencia de los Estados Unidos), todo indica que hoy la jornada abrirá en u$s580 la tonelada contra los u$s270 del maíz.

De llegar a darse las proyecciones de Agritrend, el poroto de soja representaría el 56% del total de hectáreas destinadas a la agricultura para el próximo año. Uno de los motivos podría ser la caída que se espera en el trigo, ya que pasaría de 4.6 millones a 3.8 millones de hectáreas, y el avance de otros cereales, como la cebada y sorgo. En líneas generales, la relación entre oleaginosas y cereales sería de 70/30.

Clima. El buen clima es otro de los factores que impulsará al cultivo de la soja. Todo lo contrario de lo que se vio al inicio de la campaña 2011/2012, donde los campos no tuvieron suficiente humedad producto de una sequía que se fue agravando en enero de este año.

Pero esta campaña sería distinta. Al respecto, ya el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) adelantó a través del director del Instituto de Clima y Agua, Pablo Mércuri, que afirmó que habrá “buenas condiciones climáticas” y agregó que “las precipitaciones serán normales o superiores a las normales, tanto para los granos finos y gruesos”.

El funcionario consideró que estas perspectivas y la actual disponibilidad de humedad en el suelo son “muy promisorias” si se tiene en cuenta que de las últimas cinco campañas, cuatro padecieron déficit hídrico en diversas intensidades.

En tanto, el agroclimatólogo Eduardo Sierra en un análisis expresó: “Lamentablemente, parece que vamos a un Niño que puede ser paralelo al de los años 97/98, que fue el más fuerte de la historia”. Después de dos Niñas “vamos a un rebote medio feroz”, advirtió el especialista.

Así, Sierra coincidió con Mércuri en que “para bien del campo, con las lluvias que va a producir este Niño, podríamos tener muy buena producción de granos en esta campaña 2012-2013, tanto de invierno o verano”.

Agricultura pagará retenciones

El gobierno nacional dispuso que la Subsecretaría de Agricultura sea la encargada de tramitar la demorada devolución de retenciones a productores de trigo y maíz, impagas desde la campaña 2009/2010.

La medida fue publicada en el Boletín Oficial, a través de una resolución conjunta (514 y 319/2012) de los Ministerios de Agricultura y Economía, y concede a la Subsecretaría de Agricultura las funciones que oportunamente le correspondían a la ex Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA). El régimen de compensaciones fue anunciado inicialmente por la presidenta Cristina Fernández en el tercer trimestre de 2009 y luego de muchas demoras, las primeras doce compensaciones se abonaron a pequeños productores de trigo (de hasta 800 toneladas) en agosto de 2010. Luego con la desarticulación de la ex ONCCA y el recambio gubernamental, se frenaron el pago de compensaciones a un universo de productores, que según estimaciones privadas, rondan los $27.000 que ya a fines del 2010 contaban con la autorización para recibir la devolución de los derechos de exportación abonadas por la cosecha 2009/2010 vendidos al exterior.

Las autoridades nacionales cumplen de esta forma con un régimen de devoluciones de retenciones y que desde ahora deberá atender, en calidad de autoridad de aplicación, la cartera a cargo de Marcelo Yasky. Por ello, la Subsecretaría de Agricultura tendrá a su cargo de “coordinar las acciones tendientes a la adopción de las medidas necesarias que permitan perfeccionar la política implementada por el régimen en cuestión”.

Según el artículo cuarto de la resolución conjunta, "dase por prorrogado hasta el 31 de agosto de 2012 el plazo previsto por la resolución 6155, del 27 de diciembre de 2010, de la ex ONCCA, para que los productores de trigo que contaren con la resolución aprobatoria de compensación solicitada correspondiente al 70% de su producción del ciclo cosecha”.

Para consultora privada, los ingresos al fondo sojero cayeron en junio un 19%

En junio pasado, los ingresos destinados al Fondo Federal Solidario tuvieron una caída del 19% respecto de mayo. El cepo al dólar es el principal motivo de la merma. Los datos fueron confirmados por la consultora Economía y Regiones.

Según el informe, lo ingresado por retenciones a las exportaciones presentó un comportamiento fuertemente negativo, cayendo un 19% respecto a junio 2011 y dado que la soja es el principal producto exportable, una mala performance de las retenciones aparece ligada a un bajo crecimiento del Fondo Sojero, que cayó un 17% (segundo mes consecutivo con cierre negativo) y un 19% respecto al dato de mayo.

En valores monetarios, alcanzó los $694 millones, similar al promedio de los primeros cinco meses ($691 millones).

Para Economías y Regiones, entre los motivos se mantienen operativas las mayores "restricciones" sobre el mercado "cambiario", que reducen los incentivos a "desprenderse" de las tenencias de soja y sus derivados, más allá de lo "necesario" para financiar la estructura del negocio.

Un síntoma de esto se evidencia en las liquidaciones de divisas del sector, que durante los últimos 3 meses se contrajeron en términos interanuales, incluso siendo junio el mes con mayor caída (11%, 18% y 22%, respectivamente). En forma semestral, también se advierte una baja del 10% acumulado.

De acuerdo al análisis, las cantidades vendidas se habrían contraído un 35% respecto a junio del año pasado, compensando la suba del tipo de cambio nominal (9.8%) y de las cotizaciones (16%), ambas medidas en términos interanuales.

A la fecha, el Fondo acumula $4.152 millones, un crecimiento del 14.7%, respecto de 2011.

En marzo último fue el momento en que lo fondos tuvieron una variación positiva del 52,4% en relación con el 2011.Esta a la vez fue la más alta de los últimos siete meses tras el 52,4% alcanzado en agosto del año pasado.

El volumen transferido alcanzó a $693 millones, esto representó cerca de $250 millones adicionales a nivel interanual, en tanto que, medido contra febrero ($311 millones), los recursos recibidos más que se duplicaron, sostuvo en su momento el informe.

El decreto 206 de 2009 creó el Fondo Federal Solidario, por el cual se distribuye el 30% del total de lo recaudado por derecho a la exportación de soja y sus derivados a todas las provincias y municipios, con el objetivo de financiar obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura local.

Comentá la nota