Prevén que el puerto de Quequén aumente los embarques en un 50%

Por Roberto Seifert |

El puerto de Necochea (Quequén) tiene un potencial de crecimiento de embarque de un 50% en función del crecimiento productivo granario proyectado para 2020, se estimó ayer en la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires sobre la base de un trabajo que la entidad encargó a la Fundación Producir Conservando (FPC).

"Para ello reclamamos del Gobierno obras en materia de caminos, ingresos y playa para camiones, y desde la gestión privada del puerto, crecer en almacenaje y en capacidad de descarga", dijo Javier Buján, presidente de la Cámara.

Este organismo forma parte del Consorcio de Gestión del Puerto de Quequén, administrador de una de las terminales. La otra pertenece a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA).

Además, Buján pidió bajar el nivel de conflictividad constante que enfrenta a la terminal con los distintos gremios y que hace subir los costos. "Los reclamos, en su mayoría, son justos (salarios, tarifas, mejoras en la infraestructura, higiene, entre otros), pero no se los puede hacer de esa manera: no se puede castigar a los puertos, a la Argentina o a los productores porque hoy un barco que esté demorado 30 días en el puerto hace que una soja en Necochea valga 200 pesos menos que en Rosario, cuando históricamente son 20 pesos menos. "Y el productor no puede ir a vender a otro puerto por el costo de los fletes", agregó Buján.

No obstante esos contratiempos, el dirigente insistió en que el puerto tiene una capacidad de crecimiento de un 50 por ciento en los próximos ocho años. "Hoy la exportación está en el orden de los seis millones de toneladas, pero tiene un potencial de crecimiento de llegar a nueve o diez millones de toneladas en 2020".

Según el dirigente, las instalaciones están preparadas como para recibir la mayor producción proyectada por la FPC, que estima que sólo en esa zona se podría llegar a producir hasta 8 millones de toneladas, con un 29 por ciento de aumento respecto de los actuales seis millones (pero si se le suman las zonas aledañas se podría llegar a los 12 millones de toneladas). Sin embargo, Buján insistió: "No habrá cuello de botella. La capacidad de embarque de este puerto de aguas profundas es de 5000 toneladas de granos por hora, así que perfectamente se puede cargar un barco de gran calado por día".

El estudio

La evaluación tiene proyecciones optimistas en producción y comercio para 2020 con un efecto derrame en la sociedad y en la economía regional. "En la actualidad al menos 2500 familias están directamente relacionadas con el polo portuario", dijo Gustavo López, asesor de la Fundación. "Lo que hicimos fue analizar la posibilidad de crecimiento en materia de oferta en el área de influencia de Necochea y en dos zonas probables de captación de mercaderías, una que es aledaña al hinterland (zona de influencia del puerto) y la otra, un poco más hacia el oeste de la región pampeana, equidistante de Bahía Blanca y de Rosario.

Según el estudio, la oferta exportable de la zona es de 4,5 millones de toneladas de granos y subproductos, pero se embarcan unos seis millones, "con lo cual eso corrobora que hay una cantidad de mercadería que viene de otro lado".

Pero el analista advirtió que lo que se está observando es un cambio importante por el lado de la canasta de productos. La producción media actual indica que el trigo participa en un 43 por ciento, la soja en un 28%; girasol, 12%, y maíz, un 7 por ciento. "Pero estamos viendo que para 2020 la participación del trigo será del 35 por ciento; habrá una fuerte presencia de la soja, con el 32%, y una participación importante de la cebada, con un 14 por ciento.

Por el lado de las posibilidades de crecimiento de las exportaciones, de los seis millones de toneladas entre granos, aceites y subproductos se pasaría en 2020 a diez millones de toneladas. Cabe recordar que por este puerto se canaliza actualmente el 13% del total de las exportaciones granarias y se pasaría al 15 por ciento.

"Esto tendría un impacto en el ingreso de divisas; de 2300 millones de dólares que están ingresando actualmente (cuando el total país de origen agropecuario es de unos 30.000 millones) se pasaría a 3500 millones y en recaudación fiscal, de 700 millones (el total país es US$ 8500 millones) a 1000 millones", concluyó López..

Comentá la nota