Precalienta ya la colocación de deuda más importante del año

Precalienta ya la colocación de deuda más importante del año

Habrá renuncia a la soberanía local, con el antecedente de los canjes del 2005 y 2010. Esperan terminar la emisión antes del segundo semestre.

El gobierno comenzó ya a cerrar la negociación con los operadores internacionales para la colocación de deuda en los mercados internacionales por unos u$s20.000 millones, con lo que quiere completar la mayor parte de las necesidades para el 2017 y llegar con tranquilidad al segundo semestre del año con el 70% del programa culminado. La velocidad o pausa de la operación irá ahora dependiendo de la marcha de los mercados mundiales, y la idea es elegir el mejor momento posible. Para esto el Ministerio de Finanzas cuenta con las autorizaciones correspondientes, luego de la publicación el lunes pasado del decreto que autoriza la prórroga de jurisdicción a favor de tribunales la prórroga de jurisdicción a favor de tribunales de Nueva York y Londres. La tasa de interés que se buscará será de las mejores que se lograron en muchos años, buscando que no se supere la autorización de una tasa de Libor más 2,9% revisables cada seis meses, con lo que hoy sería de menos de 4,5%. 

Finanzas se moverá ahora con prudencia garantizando las mejores circunstancias posibles para la operación; ya que los tiempos actuarían ahora a favor de la estrategia oficial. La visión es que el clima actual para la Argentina es el ideal, luego de la consolidación en la rebaja del riesgo país (hoy se ubica levemente por arriba de los 400 puntos); y que las novedades sobre la situación política de Donald Trump en Estados Unidos no afecta la estabilidad potencial de la colocación argentina. Se recuerda que tampoco habían afectado, ni a favor ni en contra de las operaciones financieras locales en el exterior, eventos como la victoria de Trump, el Brexit o, más cerca en el tiempo, la victoria de Emmanuel Macron en Francia. 

La operación podría concretarse en una sola tanda o de manera gradual, pero garantizándose el Ejecutivo que las necesidades financieras estarán solucionadas para el segundo semestre del año. Dicho de otro modo, el Ministerio de Finanzas de Luis Caputo le permitirá a Mauricio Macri, llegar a las elecciones legislativas de este año con este frente solucionado. Al menos este capítulo de la política económica del macrismo, no le presentará problemas a la campaña de renovación de Diputados y Senadores de medio término. 

Los antecedentes de la aceptación de la jurisdicción de Nueva York y Londres, es la misma de los canjes de deuda del 2005 y el 2010; que los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner resolvieron respectivamente. También es la forma que la gestión de la ex jefa de Estado aceptó para el financiamiento con fondos chinos de las represas Cepernic y Néstor Kirchner para Santa Cruz. También es la misma fórmula aprobada por el Congreso Nacional para el pago a los Holdouts y a los fondos buitre que aceptaron la oferta que a comienzos de 2016 Luis Caputo negoció en el bufete del Special Master Daniel Pollack bajo mandato del juez Thomas Griesa. La medida incluye la renuncia a la inmunidad soberana, exclusivamente respecto a reclamos que se pudieran producir en esas jurisdicciones, con relación a los acuerdos que se suscriban y a las emisiones de deuda pública, cuando se incluyan las denominadas "cláusulas de acción colectiva" y "pari passu", de conformidad con las prácticas actuales de los mercados internacionales de capitales. 

La colocación por u$s20.000 millones, sea en una sola operación o gradual, será la tarea más importante que el Ministerio de Finanzas tenga en agenda para este año. Hasta ahora la cartera de Luis Caputo viene completando el programa de vencimientos y colocación de deuda de manera puntual y algo conservadora; midiendo día a día los climas locales e internacionales día a día. De hecho pudo surfear el 17 de abril pasado con éxito y sin mayores contratiempos la liquidación de unos u$s7.180 millones (u$s6.938 millones correspondieron al pago de capital y los restantes u$s242 millones a intereses por la amortización) por el vencimiento del Bonar X, en la operación de mayor volumen de cancelación de deuda pública prevista para este año.

Comentá la nota