Pesatti le responde a Wisky

Pesatti le responde a Wisky

El diputado nacional lo había comparado con la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner. Pesatti dijo que Wisky “hace un esfuerzo innecesario para compararme”.

Me parece que una opinión política debe sustentarse siempre en argumentos políticos consistentes.

En general, evito comparar a nadie con nadie a la hora de expresar lo que pienso sobre la gestión de cualquier gobierno.

Jamás he avalado una comparación bastante habitual en algunos sectores de la política, aquella que compara el gobierno del presidente Macri con el dictador Videla, por ejemplo.

Por eso discrepo con el diputado Sergio Wisky cuando hace un esfuerzo innecesario para compararme con la señora gobernadora de Santa Cruz y la situación que vive aquella provincia. 

Mis declaraciones, que dan origen a su réplica, fueron formulados ante un medio radial -reproducidas luego por un importante medio gráfico- que me consultó sobre cuál es mi punto de vista respecto a la creación del fondo del conurbano. Incluso -en esas declaraciones- puse el énfasis en marcar que una estimación de las pérdidas jamás es inferior a los dos mil millones de pesos anuales, dato que aparece publicado por la mitad de su valor, producto, sin duda, de un involuntario error de transcripción de mis palabras.

Pero en este contexto lo relevante sería conocer la opinión del diputado Wisky al respecto, sobre todo si ello podría significar -objetivamente- una pérdida de recursos equivalente al monto apuntado. 

En resumen, Wisky debería decirnos -en virtud de su decisión de confrontar mis opiniones- si está de acuerdo o no con crear un Fondo del Conurbano con dinero de Río Negro y del resto de las provincias argentinas.

Con todo respeto dí mi opinión sobre la marcha de la economía del país y del impacto que ha tenido sobre las cuentas fiscales de Río Negro. 

Dije que hasta ahora todo ello había sido ruinoso para la provincia porque le quitó casi tres mil millones de pesos en materia de ingresos, situación que hemos paliado emitiendo letras del tesoro para poder cumplir las obligaciones corrientes del estado. 

En lo personal, tengo un sincero respeto por el diputado Wisky y no creo que el método de pensar la política en términos de perros y gatos ayude a resolver un solo problema. 

Me duele que Sergio se deje llevar por la corriente y aparezca hoy expresando un estilo que lo devalúa política e intelectualmente.

Espero, en consecuencia, por el afecto que guardo hacia su persona, que no reitere este método y sus dichos de hoy sean mañana una feliz circunstancia del olvido. 

Comentá la nota