A pedido de intendentes, avanza la ley que permite ingreso de menores a boliches, norma que no alcanzaría a Chascomús

A pedido de intendentes, avanza la ley que permite ingreso de menores a boliches, norma que no alcanzaría a Chascomús

El autor dice que la norma está planteada “en sintonía con otras que habilitan a los jóvenes a votar, a contraer matrimonio (con autorización), a conducir vehículos, a trabajar… y que se entronca con el concepto de “capacidad progresiva” que instala el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación”. 

El Senado de la Provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto de Ley que incorpora modificaciones a la Ley de Nocturnidad para permitir el ingreso de menores de 14 a 17 años a boliches, en distritos de hasta 30 mil habitantes. Por ende, en principio no alcanzaría a Chascomús. Debe señalarse que Intendentes de distintas zonas y partidos políticos mostraron su apoyo a la iniciativa impulsada por el senador Patricio García, Los Jefes comunales de General ALvear, Carlos Casares, Carmen de Areco, Daireaux y Colón se sumaron a las expresiones de apoyo de los intendentes de Laprida, Guaminí e Hipólito Yrigoyen.

La norma, modifica el Artículo 9 de la Ley 14050, que prohíbe la concurrencia en los locales e instalaciones bailables a menores de 14 a 17 años en forma simultánea con mayores de 18 años, y agrega la excepción de tal prohibición a los municipios de hasta treinta mil habitantes, que asuman la potestad legislativa de regular, a través de sus concejos deliberantes sobre otros límites etáreos, conforme a su realidad socio demográfica y cultural. Asimismo, se establece como límite de tal atribución legislativa la prohibición de ingreso a los menores de 14 años. García, explicó que el proyecto de Ley “devuelve a los Municipios la facultad de regular la concurrencia simultánea a los lugares de esparcimiento nocturno con actividades bailables de menores y mayores”. “De este modo –continuó García- creemos mejorar las previsiones una ley que avanzó de modo uniforme sobre realidades que no lo son”.

El Legislador ameghinense expresó que “entendemos que los Municipios, en especial, los llamados “chicos” tienen una realidad distinta a la que se vive en el conurbano. Los lugares y las personas son conocidos por todos, lo que fortalece el control social que debe sumarse al control que le corresponde al Estado, en este caso, municipal”…

García explicó que el proyecto de ley “devuelve a los municipios la facultad de regular la concurrencia simultánea a los lugares de esparcimiento nocturno con actividades bailables de menores y mayores, pero no regula la venta e ingesta de alcohol”. “Después de los siete años de vigencia de esta normativa, Ley de Nocturnidad, producto de imposibilidad de aplicación práctica en distritos de escasa población, se ha producido un incumplimiento general de la norma por el divorcio existente entre lo regulado y el medio social para el que fue establecido”, consideró el legislador.

El secretario de Seguridad de la Municipalidad de Chascomús, Santiago Muscarello, por su parte, aludió oportunamente al cumplimiento de las normas vigentes y no ocultó su preocupación por la falta de lugares específicos para el esparcimiento de los jóvenes menores pero reafirmó, al mismo tiempo, su preocupación por el crecimiento de las “fiestas privadas” que en tanto tienen lugar en residencias particulares tiene vedado el acceso para la autoridad y el control.

En ese orden no descarta avanzar en los controles posibles, actuando en el exterior de los locales o residencias alquiladas o prestadas para las fiestas privadas.

Hace varios meses atrás, en torno a la nocturnidad Muscarello hacía hincapié en el ejercicio de distintos controles, alguno de ellos -aseguraba- con decibelímetro en mano, pero para ello deberían retocarse algunas normas, entre ellas las que fijan el monto de las multas por determinadas transgresiones.

Coment� la nota