“Para la sociedad de Azul, el intendente Inza, en términos políticos, es un capítulo cerrado”

“Para la sociedad de Azul, el intendente Inza, en términos políticos, es un capítulo cerrado”

El ex presidente del Concejo Deliberante y referente de la CANPO en la Séptima Sección Electoral, Alejandro Lozano, se refirió a la propuesta que apoya la precandidatura a Gobernador de Julián Domínguez y a la situación del peronismo azuleño.

En diálogo con este diario, el ex presidente del Concejo Deliberante y referente de la Corriente Agraria Nacional y Popular – CANPO- en la Séptima Sección Electoral, Alejandro Lozano, dejó en claro las profundas diferencias entre el Partido Justicialista de Azul y la actual gestión. Consideró que las chances del jefe comunal para obtener un nuevo mandato en octubre son “verdaderamente pocas” y recordó que “su propuesta viene de salir cuarta en las elecciones de medio término”. “Creo en las recuperaciones, pero no en milagros políticos” sentenció.

También habló del apoyo del PJ local a la “Mesa Julián Domínguez Gobernador de la Provincia de Buenos Aires 2015”, que fue lanzada en Azul el pasado 30 de abril, a la cual consideró como “la opción política del peronismo para el electorado bonaerense”.

El pasado jueves 30 de abril, en la sede del Partido Justicialista de Azul, se presentó “en sociedad” la “Mesa Julián Domínguez Gobernador de la Provincia de Buenos Aires 2015”, que apoya la precandidatura a mandatario bonaerense del actual titular de la Cámara de Diputados de la Nación, por una de las vertientes del Frente para la Victoria.

El acto contó con una buena presencia de militantes y referentes políticos que colmó las instalaciones partidarias de calle Belgrano 240 y estuvo encabezado por la diputada nacional y presidente del Justicialismo local, Gloria Bidegain y el diputado provincial Walter Abarca. En la oportunidad se encontraban presentes distintos cuadros políticos y referentes cercanos al justicialismo y al peronismo histórico de nuestra ciudad, cercanos al proyecto nacional que conduce Cristina Fernández de Kirchner.

Lejos de la gestión

Dentro de ese espacio, en el que está trabajando gran parte del justicialismo local, no contemplan acercamientos o acuerdos con la línea que postula al actual intendente José Inza para un nuevo mandato sino que, por el contrario, están conteniendo a muchos de los dirigentes y agrupamientos que paulatinamente se fueron diferenciando de la línea que encabeza el jefe comunal.

Así fue que en el acto del 30 de abril sobresalieron las presencias, entre otros, del ex presidente del Concejo Deliberante y referente de la CANPO (Corriente Agraria Nacional y Popular) en la Séptima Sección Electoral Alejandro Lozano, también se encontraba quien fuera titular del bloque de concejales del Frente para la Victoria Luis Conti, el vicepresidente del PJ local y referente del Peronismo 26 de Julio Julio Varela, los concejales Hernán Bertellys, Martín Laborda y Cristina Crohare, además de peronistas de larga militancia dentro del partido.

“El PJ, en Azul, debe reformular su propuesta para acometer con éxito los próximos desafíos electorales” —–

Para conocer en detalle la propuesta de este movimiento que busca su lugar en el espectro político azuleño, este diario dialogó con Alejandro Lozano, quien resaltó la imagen de Julián Domínguez sindicándolo como “la opción política del peronismo para el electorado bonaerense”, mientras que en el orden local consideró que “el PJ, en Azul, debe reformular su propuesta para acometer con éxito los próximos desafíos electorales, principalmente, para cumplir con los compromisos de cambio y transformación que le han dado sentido histórico a su existencia”.

– ¿Por qué el PJ local apoya la precandidatura de Julián Domínguez a la Gobernación?

-No se trata de una decisión del Consejo del PJ sino de la mayoría de los consejeros distritales y, lógicamente, de su Presidenta. Coincidimos en que Julián Domínguez es una buena propuesta del kirchnerismo y del peronismo de la Provincia de Buenos Aires para el electorado bonaerense. A su vez, por el conocimiento que tenemos de él, es la promesa concreta de un gobierno comprometido para afrontar con decisión los problemas que aquejan a los distintos sectores que componen la sociedad provincial, principalmente los más necesitados, los desocupados, los trabajadores informales, los cuentapropistas, los pequeños y medianos productores.

– ¿Cuáles son las virtudes del precandidato por las cuales tendría que imponerse a sus rivales?

-A pesar de su juventud, Julián reúne una interesante experiencia política y de gestión. Ha sido Intendente de su pueblo natal, Chacabuco, ministro de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, ministro de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentación de la Nación y, desde hace más de tres años, preside la Cámara de Diputados de la Nación donde demostró actitud para el diálogo, vocación democrática y capacidad para construir consensos. Conoce profusamente la provincia que se ha propuesto gobernar, con sus distintas realidades y complejidades geográficas, sociales y productivas. A esto debemos sumarle que es un cuadro político técnico del peronismo y un hombre del interior bonaerense, un dirigente consolidado en su ciudad, en su sección y en la provincia, con una interesante proyección nacional como referente del proyecto nacional que recuperó Néstor Kirchner en 2003 y viene profundizando Cristina a partir de 2007.

– ¿Cómo analiza a los demás pretendientes a suceder a Daniel Scioli, por ejemplo Aníbal Fernández (recientemente lanzado) y otros que también suenan como Patricio Mussi, Sergio Berni y Diego Bossio, aunque hay rumores de que este último se bajaría de la grilla?

-Son todos buenos compañeros, respetables, algunos de ellos candidatos de fuste. La proliferación de candidaturas demuestra la vitalidad y fortaleza del Frente para la Victoria, la vigencia del peronismo y la necesidad de continuidad del “proyecto”. De todas maneras pienso, y esto es una apreciación subjetiva, que a medida que se acerque la fecha del cierre de listas, prevista para el 20 de junio, la nómina se irá achicando y habrá una suerte de ordenamiento natural.

-En el orden local, ¿quién sería el elegido por Domínguez para pelear la Intendencia?

-Domínguez seguramente no va a elegir a ninguno. No estamos acostumbrados a trabajar de esa forma. Los que conformamos este espacio elegiremos por consenso al compañero que mejor represente la propuesta y sintetice nuestro proyecto colectivo.

– ¿Hay alguna posibilidad de unirse con la línea que postula a Inza para un nuevo mandato?

-Francamente no veo esa posibilidad. El intendente Inza no nos representa ni nos sentimos identificados con su gestión. En distintos momentos históricos cada uno de nosotros fue marcando diferencias de concepción, de acción y hasta de estilo con Inza y con la gestión. La nuestra debe ser una propuesta alternativa vinculada ideológica y doctrinariamente al peronismo en sus premisas, objetivos y metas; emparentada sinceramente, no declamativamente, con el proyecto nacional y popular.

-Qué importancia le adjudica a “la propuesta”?

-Para no repetir errores, le adjudico una importancia primordial a la propuesta o el proyecto que generemos, acordemos e impulsemos. Si Azul está enclavada en el corazón productivo de la Pampa Húmeda, tenemos que tener una propuesta vinculada a la nueva ruralidad, al agregado de valor en origen, a las cadenas productivas, a la preservación del medio ambiente, principalmente la tierra y el agua que son la fábrica de los alimentos que nutren la mesa de los argentinos. Hay que remediar en forma perentoria el daño ambiental que está generando el basural a cielo abierto. Hablar con propiedad de salud pública sin necesidad de hablar de hospitales. Vincular los importantes avances que se han registrado durante la última década, en todos los campos, con la vida cotidiana de los azuleños. Paliar el inmenso déficit de infraestructura urbana que se ha ido acrecentado a través de los años y definitivamente redefinir un modelo de gestionar acorde a las necesidades del Siglo XXI. Hay que integrar y cohesionar el distrito. Pensar, planificar y trabajar para que el modelo de Azul y las localidades cierre en términos urbanos, económicos, ecológicos y sociales.

– ¿Cómo jugarán los otros precandidatos en las PASO . Hay algún tipo de conversaciones o están más cerca de la línea de Inza?

-No puedo responder con precisión esta pregunta en realidad habría que formulárselas a cada uno de ellos, porque cada cual maneja sus tiempos, elige sus aliados y escoge sus compañeros de ruta. Desde ya que charlamos con todos, como compañeros y como precandidatos a Intendente. Conocen nuestros puntos de vista, el análisis de la situación local y, en general, la comparten. A su debido tiempo tomarán las decisiones que consideren oportunas. Nuestra mesa está abierta y recibiremos a todos los peronistas de buena voluntad, dispuestos a contribuir y aportar. Hoy por hoy no existe incompatibilidad alguna entre las precandidaturas a Presidente que ellos sostienen y la precandidatura de Domínguez que sostenemos nosotros. Es momento de demostrar amplitud, capacidad de escucha y generosidad

– ¿Alejandro Lozano se anotaría en la “carrera” por el sillón de Pedro Burgos?

-No hay lugar para autoproclamaciones ni para caprichos personales. Pienso y hago política en términos colectivos. Así ha sido desde que empecé a militar. Si al conjunto le sirve que sea candidato lo seré. Si no, como siempre, trabajaré por y para el conjunto, como articulador, como facilitador, como técnico o como un humilde militante más, aportando la experiencia que uno ha podido acumular a lo largo de los años. La Presidenta acaba de pedir “un baño de humildad” y convocó a “abandonar egos personales” sería bueno citarla menos y escucharla más. Está claro que el “candidato es el proyecto” pero el proyecto no es cualquiera. Poder y prestigio son atributos que no se transfieren y todos, en todos los niveles, deberíamos tomar cabal conciencia de ello.

– ¿Cómo analiza a las otras fuerzas políticas y, de acuerdo a su óptica, cuál sería el rival a vencer en octubre?

-Veo una gran fragmentación política y ausencia de liderazgos fuertes en todos los espacios. A su vez el escenario nacional, que condiciona en gran medida al local, es bastante inestable con alianzas lábiles, migraciones constantes, auges efímeros y declinaciones abruptas. Tienen la fragilidad típica y característica de las construcciones mediáticas que a su vez dependen de un interés subalterno: el poder económico. A nivel nacional no constituyen alternativas serias y a medida que se vayan despejando las incógnitas de las distintas ecuaciones electorales -cierre de listas, primarias-, el oficialismo se consolidará y seguramente se impondrá en primera vuelta.

A nivel local, falta todavía develar el juego de actores importantes. Repasando la historia de la democracia contemporánea, a nuestra ciudad la gobernaron hombres de tronco o filiación radical o justicialista. No creo que haya demasiado margen para variar esa tendencia.

– ¿Qué chances le da al actual Intendente en el caso de que vaya por la reelección?

-Verdaderamente pocas. Su propuesta viene de salir cuarta en las elecciones de medio término. Creo en las recuperaciones pero no en “milagros políticos”. Está distanciado del grueso del peronismo, aislado, con un gabinete fragmentado, una gestión pobre en función de las expectativas que había generado y socialmente mal ponderada. A su vez, hoy en día, su núcleo más cercano es un grupo pequeño sin antecedentes en el peronismo, ni en el kirchnerismo, con poca experiencia y mucha hostilidad. Personalmente creo que para la sociedad de Azul Inza, en términos políticos, es un capítulo cerrado.

– En el orden nacional, cómo ve lo que parece, va a ser una puja entre Scioli y Florencio Randazzo, en las PASO?

Actualmente, el Frente para la Victoria tiene cuatro precandidatos a presidente a saber: Scioli, Randazzo, Urribarri y Rossi. Todos trabajan para posicionarse en imagen y en intención de voto y todos tienen sus trayectorias y sus méritos, más allá de las simpatías o afinidades personales. Aquí también es de presuponer un ordenamiento y una reducción de la oferta electoral. Luego el pueblo, en las PASO, elegirá quienes son los actores para continuar con el proyecto. En la Primaria del Frente para la Victoria se dirime el futuro inmediato de la nación, porque el peronismo con sus virtudes y defectos sigue constituyendo el reaseguro y la esperanza de una vida mejor para la mayoría de los argentinos.

Comentá la nota