Paco Pérez recortó los gastos del metrotranvía

Si bien en el presupuesto 2012 se le destinaron 70 millones de pesos, el gobernador dispuso acotar las partidas a 800.000 pesos por mes. El secretario de Transporte no descartó tercerizar áreas del servicio, que no logra arrancar.

Por decreto, el gobernador Paco Pérez puso un tope para los gastos del metrotranvía urbano, que funciona desde abril de manera intermitente y en estos momentos está suspendido por obras de "asentamiento".

Si bien en el presupuesto 2012 figura una autorización para gastar 70 millones de pesos a lo largo de todo el año, un decreto posterior redujo las partidas del metrotranvía a sólo 800 mil pesos por mes. Ese tope se aplicará en tanto y en cuanto el sistema no funcione mejor que ahora.

El decreto en cuestión establece que el metrotranvía deberá respetar el tope mientras no supere los 20.000 kilómetros recorridos al mes. A partir de allí, los montos se calcularán de acuerdo con los kilómetros hechos por los trenes, como en el caso de los colectivos.

Pero debido al intermitente y reducido servicio que presta, la barrera está muy lejos de ser superada: Martínez Palau reconoció que hoy el metrotranvía apenas recorre unos 10.000 kilómetros mensuales.

Tercerización. El secretario de Transporte también dijo que el Gobierno evalúa tercerizar áreas del servicio de trenes.

Administrativamente el metrotranvía funciona en la órbita de la Empresa Provincial de Transporte de Mendoza (EPTM), un organismo que maneja los troles y que hasta el año pasado tuvo a su cargo una línea de colectivos intervenida (el Grupo 2).

Sin embargo, Martínez Palau afirmó que el metrotranvía "se puede manejar a través de la EPTM, porque su personal tiene otro perfil profesional".

El funcionario también justificó las demoras y suspensiones: "Las pruebas llevan muchísimo tiempo porque es un servicio muy complejo, no es un simple recorrido de colectivo", expresó. Y aventuró que, en lo que queda del mes, el tren que une Capital y Maipú podría funcionar mucho mejor.

Pero por otro lado, Martínez Palau reconoció que todavía no hay una estimación sobre el plantel de choferes y personal que será necesario tener cuando el servicio funcione a pleno.

En este aspecto afirmó: "Con la gente que tenemos hoy nos sobra, pero más adelante veremos si nos alcanza o hay que tercerizar algún servicio".

Demoras. El metrotranvía se encuentra parado desde la semana pasada, debido a que se están haciendo arreglos y controles en las catenarias (línea eléctrica aérea), entre otros trabajos.

La suspensión se produjo después de un pequeño incendio en una dupla que fue atribuido oficialmente a un recalentamiento de frenos en esa unidad. Sin embargo, el Gobierno no vinculó este incidente con el parate de los trenes.

El incendio no fue el único inconveniente registrado hasta ahora. El Gobierno quería hacer los viajes iniciales en marzo, durante la Fiesta de la Vendimia, pero la circulación de las duplas se retrasó hasta fines de abril, por una serie de robos que obligaron a reponer el tendido de fibra óptica.

Comentá la nota