El órgano electoral mexicano anunció que recontará un tercio de los votos

Esa porción de los sufragios emitidos el domingo pasado serán revisados en los distritos donde haya una diferencia

menor al 1 por ciento. El ex candidato de izquierda, López Obrador, exigió que el proceso se realice sobre el total de boletas.

El órgano electoral mexicano anunció ayer que recontará una tercera parte de los votos de las elecciones presidenciales, en distritos donde haya una diferencia menor al 1% entre el primero y el segundo lugar. En sintonía con el anuncio oficial, el candidato de izquierda Andrés López Obrador pidió formalmente el recuento total de los más de 49 millones de votos de los comicios del domingo en México, después de quedar a 6,51 puntos del ganador, Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional.

“Estamos hablando en términos generales de cerca de una tercera parte de la elección presidencial”, dijo el presidente de la comisión de capacitación y organización electoral del Instituto Federal Electoral (IFE), Alfredo Figueroa. El procedimiento está previsto por ley para dar certeza sobre los resultados. Los números oficiales preliminares dieron a Peña Nieto el 38,15% de los votos, seguido a 6,51 puntos por López Obrador con el 31,64. En tercer lugar quedó la oficialista Josefina Vázquez Mota con el 25,40%, que ya reconoció su derrota.

La apertura de paquetes electorales, que son resguardados por efectivos del Ejército y la Marina, se daría también en casos en que el número de votos nulos sea mayor a la diferencia entre el primero y el segundo lugar. Además, se recontará una parte de los votos de las elecciones para diputados y senadores. En total se estima que se abrirán unos 45 mil a 50 mil paquetes de votos de las elecciones presidenciales, en comparación con los 2800 abiertos en las elecciones de 2006, cuando López Obrador también denunció fraude.

López Obrador –del Partido Revolucionario Democrático, postulado por la coalición Movimiento Progresista–, pidió al IFE el recuento total de los más de 49 millones de votos “por el bien de la democracia, por el bien del país”. El ex candidato señaló que su equipo detectó “irregularidades” en más de 113 mil de las actas de los 143 mil centros de votación.

López Obrador, que en 2006 quedó a 0,56 puntos de Felipe Calderón y denunció fraude, informó que el IFE recibió su petición y decidirá hoy en una sesión extraordinaria si accede al planteamiento.

Para hoy está previsto que se realice el recuento de las actas de los 300 distritos, pero lo que pide el ex candidato es que se abran los paquetes con todos los sufragios para contarlas una por otra vez, a partir de una serie de causales contempladas en la ley.

López Obrador mencionó que entre las irregularidades detectadas figuran inconsistencias entre el número de votos y el número asentado en las actas. “Vamos a que se cuenten los votos como lo establece la ley”, señaló, pero no quiso anticipar qué tipo de acciones tomaría en caso contrario.

En 2006, el IFE accedió a recontar los votos en 2800 de los 130 mil centros de votación. En esa ocasión, López Obrador bloqueó durante 47 días la principal avenida de la capital, el Paseo de la Reforma. López Obrador había anunciado el lunes que iba a impugnar los resultados por considerar que había habido sido una elección sucia y plagada de irregularidades como la compra de votos. <

Comentá la nota