Nuevo gobernador de Corrientes planta bandera en pelea por el Fondo del Conurbano

Nuevo gobernador de Corrientes planta bandera en pelea por el Fondo del Conurbano

Gustavo Valdés consideró “válido” el reclamo de Vidal pero aseguró que de prosperar la iniciativa de la bonaerense su provincia se vería perjudicada en $ 3.000 millones. Advertencia del litorlaeño se suma a rechazo de otros aliados de Cambiemos.

Tras su triunfo en las elecciones a gobernador en Corrientes, Gustavo Valdés se metió de lleno en la disputa por los fondos coparticipables. El mandatario electo se reunió este martes con el presidente Mauricio Macri y a la salida de su reunión en la Casa Rosada manifestó que considera “válido” el reclamo de la gobernadora Vidal para eliminar el tope de $ 650 asignados para el Fondo del Conurbano, pero advirtió que “nosotros vamos a defender lo nuestro”.

En ese contexto, el delfín de Ricardo Colombi señaló que “queremos seguir teniendo lo de hasta hoy" y explicó que a un ajuste en el reparto a Corrientes le impacta en forma negativa "cerca de $ 3.000 millones y nosotros necesitamos resolver uno de los problemas centrales que es la pobreza”.

La disputa por los fondos coparticipables será uno de los principales temas de la agenda política de las provincias luego de las elecciones. Vale recordar que la gobernadora bonaerense reclamó ante la Corte Suprema que se elimine el tope asignado para el Conurbano Bonaerese por considerarlo irrisorio.

Los gobernadores, lejos de quedarse con los brazos cruzados, ya se reunieron y le pidieron al máximo tribunal que "no tome resolución" sobre el tema hasta que haya un debate en el Congreso. En ese encunetro hubo tres jefes provinciales de Cambiemos fueron de la partida, entre ellos, el propio Colombi.

En ese contexto, ya son varias las provincias que rechazaron ante la Corte misma la moción de la mandataria bonaerense. Uno de los que alzó la voz fue el mendocino Alfredo Cornejo, aliado clave de la Casa Rosada. Desde Mendoza señalaron que la Corte no puede resolver un tema que compete al Congreso, y que Buenos Aires no puede solicitar sólo la inconstitucionalidad del tope de $ 650 millones. En ese sentido, la Fiscalía de Estado mendocina opinó que Vidal debería solicitar la inconstitucionalidad de todas las asignaciones específicas.

El Fondo del Conurbano, creado en 1992 y fondeado con el 10 por ciento de la recaudación del impuesto a las ganancias, tiene establecido desde 1996 un tope de 650 millones de pesos para la provincia de Buenos Aires, y el excedente se reparte entre las restantes provincias. Ese límite es lo que el gobierno bonaerense pretende eliminar.

En una demanda ante la Corte Suprema contra el Estado, la Provincia exige la declaración de inconstitucionalidad del tope lo cual le devolvería a la provincia el 10 por ciento del impuesto a las ganancias para sus arcas.

Comentá la nota