Un nuevo frente

Un grupo de gremios vinculados con la industria lanzará hoy la Confederación de Sindicatos Industriales. El nuevo agrupamiento llevará a los mecánicos de Smata y la Unión Obrera Metalúrgica a la cabeza.
Más de diez federaciones y sindicatos se reunirán en la sede del gremio que conduce Ricardo Pignanelli para debatir y presentar en sociedad el nuevo nucleamiento.

En su presentación, los sindicalistas plantean “la defensa de la industria nacional como motor de crecimiento” como uno de los objetivos con el que buscarán “políticas que avancen hacia el reparto de la riqueza y el trabajo en el conjunto de la población”. La fractura de la CGT pasó por el tamiz los agrupamientos internos con que contaba la central obrera. Por eso, con el mecánico Ricardo Pignanelli y el metalúrgico Antonio Caló en la cúpula, se concentraron gremios que no comulgan con la conducción del camionero Hugo Moyano –aunque hay excepciones como la Asociación Obrera Textil de Antonio Lobais–.

En el salón Hugo del Carril de la sede de Smata, en Belgrano 665, se reunirá la mayoría de los dirigentes de los sindicatos de la construcción, farmacia, alimentación, petroleros privados, vestido, textiles y supervisores metalmecánicos, que son algunos de los gremios que conformarán la nueva confederación. También están invitados a participar del evento fundacional los gremios del tabaco, el caucho, fideero, lecheros, químicos y petroquímicos, entre otros.

El agrupamiento también le sirve a Caló para mostrar el respaldo con que cuenta su candidatura para la secretaría general de la CGT una vez que se resuelva el conflicto por el llamado a elecciones realizado por Moyano. El metalúrgico es el único nombre que surgió como posible reemplazante del camionero en representación del espacio que no está de acuerdo en un nuevo período de Moyano al frente de la CGT.

Comentá la nota