La nueva Terminal no estaría lista para el verano

Se analiza cerrar el edificio por unos meses para realizar las obras necesarias. El Ministerio de Transporte espera entregar la concesión a fines de septiembre.
Además de conseguir los inversores que aporten los 35 millones de pesos que hacen faltan para poner en pleno funcionamiento la nueva Terminal de Ómnibus, el tiempo es otro tema de análisis en el Gobierno provincial: preocupa que la estación no esté habilitada antes de que comience la próxima temporada veraniega.

Con la intención de que el nuevo edificio esté en pleno funcionamiento antes de fin de año, el gobernador José Manuel de la Sota es partidario de que la nueva Terminal sea cerrada por unos meses, para que las obras se realicen con mayor celeridad.

En el Ministerio de Transporte se trabaja contrarreloj para tener listo el pliego de la licitación, que se convocará a mediados del mes próximo.

Si la licitación no tiene contratiempos, ya que puede haber impugnaciones de los oferentes que demoran el proceso, la Provincia espera entregar al nuevo concesionario las dos terminales a fines de septiembre. La convocatoria será por el nuevo edificio y el viejo, como una unidad de negocios.

De cumplirse este plazo, quien se quede con la concesión, tendrá sólo tres meses para realizar las mejoras que demanda la nueva Terminal, antes del comienzo del próximo verano.

En este contexto, es que se analiza cerrar el nuevo edificio, que hoy funciona a menos de la mitad de su capacidad, para realizar los trabajos.

En el Centro Cívico admiten que las deficiencias de la nueva Terminal se pueden transformar en una disputa política.

De hecho, luego de que este diario publicara ayer que hacen falta otros 35 millones de pesos para poner en pleno funcionamiento el nuevo edificio –que a la Provincia le costó 94 millones de pesos–, desde la oposición cuestionaron esta obra que fue inaugurada por el gobernador Juan Schiaretti, en los últimos días de su mandato.

“Ya pasamos el verano pasado con la nueva Terminal a medio funcionar. Si tenemos que pasar otra temporada veraniega en la misma situación, el tema se va a convertir en un problema político”, admitió un funcionario provincial, que conoce de la preocupación del gobernador por esta situación.

El jefe de Gabinete, Oscar González, admitió ayer que la nueva Terminal necesita una fuerte inversión para funcionar en toda su capacidad. “Falta una inversión para mejorar el confort. Estamos trabajando en la licitación de la gestión integral de ambas terminales, con un aporte inicial para mejorar ambos edificios”, dijo González a radio Mitre.

El funcionario negó que el nuevo edificio tenga problemas estructurales, cuando se lo consultó por la inundación que sufrió en enero pasado, luego de una fuerte tormenta. “No se inunda (la nueva Terminal). En un momento tuvo un ingreso de agua que fue resuelto con una pequeña obra de infraestructura”, remarcó González.

La obra de la nueva Terminal aún está bajo garantía y la empresa constructora Riva S.A. tiene una oficina en el lugar para subsanar los problemas que pudieran surgir.

Sin embargo, la inversión que demanda la estación tiene que ver con elementos claves para el funcionamiento, como el aire acondicionado, cintas transportadoras, escaleras, ascensores, que debería hacer la Provincia. Ante la falta de recursos, el Gobierno apelará a inversores privados, a través de una licitación pública.

Puntos de vista

Oscar González (jefe de Gabinete de la provincia). “El edificio no se inunda. En un momento tuvo un ingreso de agua, que fue resuelto con una pequeña obra de infraestructura”.

Olga Rista (legisladora provincial por la UCR). “Las obras más importantes y costosas que hacen falta hacer son las complementarias, en los accesos a la Terminal”.

Ricardo Fonseca (legislador provincial del Frente Cívico). “Es inadmisible que luego de la plata que Schiaretti gastó en esa Terminal, ahora digan que hacen falta otros 35 millones de inversión”.

Comentá la nota