Ultimátum de la Justicia a Barrionuevo para que entregue las llaves del PJ

Ultimátum de la Justicia a Barrionuevo para que entregue las llaves del PJ
Política | 09/08/2018

La juez federal María Servini de Cubría ordenó este miércoles al desplazado interventor del Partido Justicialista que, con plazo máximo hasta este jueves a las 13.30, entregue las llaves de la sede partidaria, luego de que la Cámara Nacional Electoral revocara su mandato.

Tras el fallo del máximo tribunal electoral, la intervención saliente presentó un recurso extraordinario que aún no fue resuelto, por lo que hasta el momento Barrionuevo no entregó las llaves de las oficinas de Matheu 130 en el Juzgado de Servini de Cubría.

En este contexto, la magistrada ordenó la entrega de la sede a las anteriores autoridades, "siendo que al día de la fecha no se ha recibido comunicación respecto a la resolución que hubiera adoptado el superior al respecto, en consideración a la demora que implica la tramitación del citado recurso y a fin de evitar posibles situaciones de conflicto que pudieran suscitarse ante las distintas interpretaciones que cabria realizar en relación a los efectos del recurso interpuesto".

Por eso, Servini de Cubría indicó en su cédula de notificación dirigida al apoderado de la intervención judicial que, "con plazo hasta las 13.30 del día 9 de agosto", deberá llevar a su tribunal "los libros de actas y contables de dicha institución, como así también la llave de acceso a la sede partidaria".

En diálogo con NA, Gioja celebró la decisión y no descartó ir este mismo jueves a tomar posesión de la sede nacional del partido, donde los apoderados deberán realizar un inventario y un informe sobre el estado del inmueble.

"La jueza lo tendría que haber hecho al principio, pero bueno... Quisiera que esta vez sea definitivo", señaló Gioja, quien además precisó que actualmente las oficinas "están vacías".

El pasado 2 de agosto la Cámara Nacional Electoral había revocado la intervención del PJ que había dictado la jueza Servini de Cubría el 10 de abril y repuso al frente de esa fuerza política nacional a Gioja y al resto de las autoridades que habían sido desplazadas.

En la sentencia, los jueces Alberto Dalla Via y Santiago Corcuera explicaron que la intervención judicial de un partido político es una medida "excepcional", que sólo se justifica cuando se configura la violación de la ley o la carta orgánica, lo que en el caso no se verifica.

El fallo sobre el Partido Justicialista compartió así la opinión del fiscal de Cámara, Jorge Di Lello, que sostuvo que la resolución de intervención "adolece de severos defectos en los presupuestos de fundamentación", pues "los argumentos de la sentencia, en su totalidad han sido solamente de carácter político y no jurídico".

Exultante, Gioja no quiso esperar a la conclusión de los trámites en la Justicia y se presentó ese mismo día en la puerta del histórico edificio de Matheu 130, donde no pudo ingresar.