Renunció el gabinete económico del Gobierno de Chubut

Renunció el gabinete económico del Gobierno de Chubut
Política | 22/02/2018

La salida se dio luego de que fracasara una sesión extraordinaria de la Legislatura local convocada por el gobernador Mariano Arcioni para que se apruebe el Pacto Fiscal y la Emergencia Económica. 

El ministro de Economía de Chubut, Pablo Oca, y sus colaboradores renunciaron a sus cargos de manera indeclinable y ya abandonaron sus despachos, según confirmó el ahora ex subsecretario de Coordinación Financiera de la provincia, Marcos Daniel Bensimon.

El alejamiento se concretó luego de que fracasara una sesión extraordinaria de la Legislatura local convocada por el gobernador Mariano Arcioni para que se apruebe el Pacto Fiscal y la emergencia económica.

“El ministro renunció y yo hice lo propio, porque fui convocado por Pablo Oca y corresponde que me vaya con él como parte de su equipo”, indicó Bensimon, quien no abundó en las razones, aunque apuntó a “un contexto general”.

En tanto, Arcioni anunció que el contador Alejandro Garzonio será el nuevo ministro de Economía y Crédito Público, y elogió la figura del saliente Pablo Oca: “en todo momento ha tenido con la función la calidad profesional y el compromiso necesario”.

El mandatario confirmó que el nuevo integrante del gabinete asumirá sus funciones el lunes próximo y resaltó las virtudes del esquelense que ya fue ministro de Economía de Chubut durante el primer período del gobierno de Mario Das Neves en 2003.

“Llega con una importante trayectoria. Conoce perfectamente el manejo del Ministerio, además de conocer la situación actual en la que está la Provincia”, dijo el gobernador.

Con la caída del precio del petróleo, que es uno de los principales ingresos que tiene este distrito a través de las llamadas “regalías hidrocarburíferas”, el gobierno de Chubut ingresó hace un par de años en una crisis económica y financiera marcada por un creciente endeudamiento en préstamos a corto y largo plazo para cumplir con sus obligaciones corrientes.

Desde el 2003, Chubut venía pagando a sus empleados públicos el último día hábil del mes, tradición que comenzó a perderse el año pasado, durante la gestión del ex gobernador Mario Das Neves, y, tras su fallecimiento, con la asunción de Arcioni, los sueldos siempre se pagaron con atraso.