8M: Una multitud marchó al Congreso por los derechos de las mujeres

8M: Una multitud marchó al Congreso por los derechos de las mujeres
Sociedad | 09/03/2018

La manifestación fue encabezada por un cartel que reivindicó el Paro Internacional de Mujeres, a los colectivos de mujeres lésbicas, travestis y trans, el aborto legal y se pronunció contra despidos en el sector público.

Una multitud marchó este jueves al Congreso de la Nación por el Día Internacional de la Mujer y el Paro Internacional de Mujeres, en reclamo de la inmediata aprobación de una ley de aborto legal y seguro, y contra la “violencia machista”.

La masiva concurrencia estuvo integrada por una gran mayoría de mujeres, pertenecientes a organizaciones feministas o sindicatos, así como estudiantes e independientes, además de colectivos trans, partidos políticos y trabajadoras de organismos públicos.

Las decenas de miles de manifestantes llegaron a la Plaza del Congreso y se congregaron frente al escenario al que subieron los organizadores de la marcha, quienes leyeron un documento final con un gran número de reivindicaciones.

“Basta a los femicidios y travesticidios, no queremos más niñas ni adolescentes acosadas, abusadas, violadas, asesinadas ni compañeras revictimizadas por los medios de (in)comunicación”, indicó el extenso documento leído.

“Exigimos que se contemplen las desigualdades y las violencias a las que están expuestas las niñas, adolescentes, mujeres, lesbianas, travestis, transexuales y transgénero que se encuentran en situación de calle, en riesgo de estarlo o en situación de consumo problemático de sustancias”, agregó.

Según el documento, en Argentina es asesinada “una mujer cada 29 horas”, por lo que los manifestantes exigieron “una justicia que no ampare el poder clasista y patriarcal”.

Asimismo, las organizadoras de la marcha reclamaron “la efectiva aplicación de la Ley Brisa, la excarcelación a las mujeres con prisión preventiva por delitos menores, domiciliaria para madres con niños menores de 4 años y para jefas de familia”. 

En tanto, pidieron la “urgente” aprobación del proyecto de ley de aborto seguro y legal ya que en la Argentina “se realizan entre 370.000 y 520.000 abortos clandestinos por año”, explicaron.

En este sentido, reclamaron que el Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) “se implemente sin restricciones en todo el territorio nacional” y repudiaron lo que denunciaron como “la persecución a médicas y médicos que garantizan el derecho a la salud y el acceso a abortos no punibles”.

La marcha del 8M ocupó en forma total la avenida de Mayo, entre Rodríguez Peña y Bolívar, la avenida 9 de Julio, entre Belgrano y avenida de Mayo, y algunas calles laterales como las Diagonales Sur y Norte, en los alrededores de la Plaza de Mayo.

Las manifestantes caminaron entonando consignas en favor de la paridad laboral con el hombre, contra la violencia machista traducida en las denuncias por violencia de género y los femicidios, el reclamo del fin de una justicia patriarcal y por el aborto legal y seguro que se empezó a tratar en el Congreso.

El color verde, tanto en pañuelos, cintas y remeras, que simboliza la lucha por el aborto legal, predominó en la marcha, aunque también se extendió el tradicional color violeta que simboliza la lucha feminista.

Cánticos que reivindican la solidaridad, la unión de las mujeres y las que perdieron la vida por femicidios fueron entonados por adolescentes, y otros pidieron “aborto legal en el hospital”. También se exhibieron carteles con consignas como “Dejá de educar a mi hijo como un macho violento” o “Grito de las que no tienen voz”.

“Ni una sola mujer muerta más. Por aborto legal y seguro” fue otra de las banderas de la marcha.