Macri se mostró con Larreta para despejar rumores de cortocircuitos

Macri se mostró con Larreta para despejar rumores de cortocircuitos
Política | 07/03/2019

Macri visitó a Larreta en la sede del gobierno porteño y participó de una reunión de gabinete

 

Fue un gesto inusual que cumplió un objetivo: aventar rumores de cortocircuitosvinculados a la estrategia electoral pasada y futura.

Por primera vez en lo que va de su mandato, el presidente Mauricio Macri participó hoy por la mañana de la reunión de gabinete porteño encabezado por su sucesor en la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, en el moderno edificio comunal de Parque Patricios.

Más allá de la "buena onda" del encuentro, en el que se repasaron-según dos asistentes porteños-"los logros y temas pendientes", la foto compartida entre dos viejos compañeros de ruta sirvió para desmentir el presunto enojo del Presidente por posturas de Rodríguez Larreta vinculadas al rearmado del gabinete y la estrategia electoral.

"Cero pelea. (Macri) Fue muy elogioso del trabajo en la ciudad", contó a LA NACIONun ministro cercano a Rodríguez Larreta. Otro testigo contó que al Presidente se lo vio con "añoranza" por volver al edificio en el que ejerció la Jefatura de Gobierno en los últimos meses de sus ocho años al frente de la administración porteña. Incluso, y en tono de ironía, se permitió alabar la "tranquilidad" del lugar comparado con la "vorágine" de la Casa Rosada.

En septiembre pasado, y durante el fin de semana en el que se decidieron los cambios de gabinete, Rodríguez Larreta fue uno de los partidarios de "abrir" el Gobierno a figuras de la UCR y otros partidos, en una movida que incluía además el eventual recambio del jefe de gabinete, Marcos Peña.

No fue el único: también María Eugenia Vidal y el "hermano de la vida" del Presidente, Nicolás Caputo, recomendaban cambios de nombres y políticas. Nada de eso pasó, y aunque en lo formal no hubo problemas, algún chispazo durante el G-20 y su antecedente en torno a las políticas de seguridad que terminaron con la renuncia del ministro porteño Martín Ocampo dieron cuenta de algunas disidencias.

"Son peleas viejas, ya se superó todo eso", contestó uno de los funcionarios estrella de Rodríguez Larreta. La semana pasada, ambos recorrieron juntos viviendas a estrenar del plan Procrear, en Parque Patricios, y todo estuvo en "armonía" hasta que uno operario de nombre Dante le pidió sorpresivamente al Presidente que hiciera "algo" para mejorar la economía.

Mientras el Presidente, que llegó a Uspallata al 3100 junto al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, volaba hacia la reunión de su gabinete en Casa Rosada, Larreta enfrentó a los periodistas. Negó cualquier disidencia con Macri, y se centró en su eventual pelea con Martín Lousteau.

 

 

"En la ciudad hay PASO; cuando fuimos con Gabriela (Michetti) fue muy civilizada Si alguien quiere presentarse, puede presentarse", dijo el jefe de gobierno porteño. "(Los radicales) son parte de la coalición, y tienen todo el derecho a expresar sus opiniones. En los próximos días se hablará de esas cosas en la Mesa Nacional de Cambiemos", agregó el jefe de gobierno porteño, contento por la visita presidencial.