Macri camina a octubre ya sin respaldo de las principales potencias

Política | 30/08/2019

El Gobierno debió excusarse por la dura derrota electoral ante los aliados que apoyaron el acuerdo con el FMI. Trump envía a su hija al país pero no tiene agendado verse con el presidente. La embajada norteamericana alista un nuevo encuentro con Fernández

 

 

El presidente Mauricio Macri capea otro "temporal" -como alguna vez él mismo lo definió- de tensión en los mercados cambiario y financiero, con suba del Riesgo País, devaluación de la moneda y traslado a precios en muy distintas condiciones de las que atravesó su gobierno un año atrás, ya sin el respaldo de los principales líderes mundiales que, ante la evidencia de las urnas, prefirieron callar o bien empezar a tender puentes con otras fuerzas.

Al día siguiente de las PASO, la Casa Rosada debió improvisar un operativo para llevar calma en el frente externo ante las administraciones que dieron su total apoyo a la conducción de Macri desde la corrida cambiaria de abril de 2018, el acuerdo stand-by suscripto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el plan de reformas consensuado con el organismo crediticio en Washington. A eso dedicó buena parte de sus horas el canciller Jorge Faurie, como reconoció en varios reportajes. 

Un año atrás, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que Macri estaba "haciendo un buen trabajo" en la Argentina, y por eso respaldó "su visión para transformar el país". Con diferencia de días, en similares términos se expresaron el presidente chino, Xi Jinping; el gobierno de la entonces primera ministro británica, Theresa May; la canciller alemana Ángela Merkel, el francés Emmanuel Macron y el premier canadiense, Justin Trudeau.

Great talk with my friend President Mauricio Macri of Argentina this week. He is doing such a good job for Argentina. I support his vision for transforming his country’s economy and unleashing its potential!

En estos meses, la Casa Blanca eligió el silencio y no intervenir en la campaña en curso, pese a que el presidente brasileño, Jaír Bolsonaro, le sugirió al magnate republicano que tomara parte de su cruzada para defender una administración de centroderecha y "amiga de los mercados" para rebatir cualquier posibilidad de reconstruir el eje de gobiernos progresistas.

La próxima semana, la hija del presidente estadounidense, Ivanka Trump, quien funge como asesora de la Casa Blanca, llegará al país en compañía del número dos del Departamento de Estado, John Sullivan, para promover el empoderamiento económico de las mujeres. Fuentes gubernamentales confirmaron que no habrá foto entre el presidente Macri y la mano derecha de Trump, cuya predilección en la región hoy por hoy es el mandatario brasileño.

La asesora de la Casa Blanca Ivanka Trump visitará la Argentina en el marco de la Iniciativa para el Desarrollo y la Prosperidad Global de las Mujeres.

Entretanto, funcionarios de la embajada norteamericana en Buenos Aires procuran agendarse un nuevo encuentro con Alberto Fernández, el candidato preferido de más 12 millones de electores en las primarias, según los resultados oficiales conocidos en las últimas horas.

Fernández visitó el Palacio Bosch, donde reside el embajador estadounidense, con motivo de un almuerzo en la sede diplomática en 2017, y mantuvo otra reunión de trabajo con representantes de Washington este año, antes de las PASO.

Sin ahondar en detalles, fuentes diplomáticas confiaron a este diario su deseo de ver al ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner nuevamente "en el futuro cercano".