Acuerdo con PAMI y centros privados de diálisis seguirán atendiendo afiliados

Acuerdo con PAMI y centros privados de diálisis seguirán atendiendo afiliados
Política | 07/08/2019

Desde la obra social garantizaron la atención y aclararon que "ningún afiliado" se vio afectado en el tratamiento durante los últimos días.

 

La obra social del Programa de Atención Médica Integral (PAMI) comunicó que, tras una serie de reuniones con cámaras que agrupan a prestadores del tratamiento de diálisis, se llegó a un acuerdo con los centros privados respecto al valor de los aranceles de la atención y continuarán atendiendo a los afiliados de la prestataria y recibirán nuevos pacientes.  Así lo informaron mediante un comunicado de prensa, en el que aseguraron además que "PAMI garantiza la normal prestación de diálisis en todo el país e informa que ningún afiliado se vio afectado en su tratamiento durante el transcurso de las últimas horas", según detallaron desde la obra social.

  El conflicto escaló durante la semana pasada, cuando la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA) anunció que desde el lunes 5 de agosto, los centros privados de diálisis dejarían de recibir nuevos pacientes del PAMI, en reclamo por la actualización de los valores de la prestación. PUBLICIDAD inRead invented by Teads Crisis en el sector de la salud: diálisis en alerta roja "La medida surge ante la falta de respuestas positivas de las autoridades de la obra social de los jubilados, a los recurrentes pedidos de los nefrólogos con respecto a la actualización del arancel de los servicios, prácticamente sin aumentos significativos desde hace bastante tiempo", sostenía el comunicado difundido por CADRA.

En una carta documento que fue entregada el pasado 5 de julio al titular director ejecutivo de PAMI, Sergio Cassinotti, los profesionales advirtieron sobre la gravedad de la crisis e indicaron que, si no se actualizaba el valor del arancel, en agosto no estarían en condiciones de recibir nuevos pacientes del organismo. Allí mismo anticiparon que de persistir el conflicto, desde el 5 de setiembre próximo, se suspendería la atención de los pacientes en tratamiento, quiénes seguirán recibiendo el servicio hasta que el PAMI indique la derivación.  Según indicaron desde la Confederación, en Argentina unas 31.000 personas se encuentran bajo tratamiento en los más de 500 centros distribuidos a lo largo del país. De ellos, un tercio son de PAMI.

De acuerdo a las cifras brindadas por CADRA, en la actualidad el valor de cada sesión ronda los $4500 y el problema era que PAMI solo les pagaba $3100, muchos de los centros le debían plata a AFIP y no pagaron aguinaldos, algo que ahora mediante las reuniones con las cámaras que nuclean a prestadoras parece haberse resuelto favorablemente.