"Nelson Lillo era una de las mejores personas que tenía esta fuerza", dijo un profesor de la Policía Local

Charly Soto, instructor de la fuerza, recordó al joven Nelson Lillo, asesinado este jueves al mediodía cuando intervino en un asalto a un camión de una distribuidora de Baradero en la esquina de Rivadavia y Oliveira Cézar. Recordó que la confirmación de su ingreso a la Policía Local la recibió de rodillas. "Él quería hacer esto", dijo.

La Policía Local perdió este jueves a uno de sus efectivos, en cumplimiento del deber. Nelson Lillo, de 25 años, fue abatido por delincuentes que asaltaron a un camión de una distribuidora de Baradero que se aprestaba a descargar mercadería en un supermercado chino de Rivadavia y Oliveira Cézar.

Charly Soto, uno de los instructores de la fuerza, recordó al joven Nelson Lillo: "Era una de las mejores personas que tenía la fuerza, siempre con su humor trataba de alegrar el resto, levantaba el ánimo de muchos de los chicos", dijo.

"Para San Pedro es un día negro, perdimos a una persona con un valor incalculable", sostuvo Soto y aseguró que Nelson "Siempre puso lo mejor de sí para estar a la altura de las circunstancias. Yo lo entrené, ponía lo mejor de su voluntad, veía el esfuerzo".

"Fue uno de los detalles que lo hacía distinto", dijo sobre el momento en que Nelson se arrodilló para esperar la confirmación de que había ingresao a la fuerza. "El quería hacer esto", aseguró el profesor.

El joven efectivo, de 25 años, había perdido a su hermano en un accidente de tránsito el 10 de enero de 2014. "Yo le prometí que iba a ser policía y lo logré", dijo Nelson cuando se recibió, según recordaron sus compañeros. En un post de Facebook.

Había cursado la secundaria en el colegio rural Figueroa Salas, de Baradero. Era fanático de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y le gustaban las motocicletas. En sus publicaciones de Facebook solía compartir almuerzos familiares y dedicatorias a sus padres, con quienes colaboró en la construcción de la vivienda.

Coment� la nota