Se necesita una ley para fragmentar el pago del aguinaldo en la provincia

Cerca del gobernador evaluaban anoche un texto para desdoblar los pagos. Es clave el apoyo de Mariotto, que ordenó abonar el sueldo complementario en cuotas en la legislatura

ESTEBAN RAFELE Buenos Aires

El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, puede someterse a una catarata de reclamos judiciales por el pago del medio aguinaldo de junio en cuatro cuotas mensuales, que es contrario a la legislación vigente. Para evitarlo, un grupo de funcionarios trabajaba anoche en una ley de emergencia provincial que ratifique esa medida. El movimiento legislativo, además, comprometerá en el pago desdoblado al vicegobernador, Gabriel Mariotto, y a los diputados y senadores del Frente para la Victoria que responden a la Casa Rosada.

La ley provincial 10.430, que regula la actividad de los empleados públicos bonaerenses, dispone en su artículo 25 inciso d) que el “salario anual complementario” se abonará “conforme lo determine la legislación vigente. En otras palabras, remite a la ley nacional 23.041, que establece que el aguinaldo debe “ser pagado sobre el cálculo del 50% de la mayor remuneración mensual devengada por todo concepto dentro de los semestres que culminan en los meses de junio y diciembre de cada año”. La norma comprende a la actividad privada y a la administración pública central y descentralizada y a las empresas estatales y mixtas.

Así, los trabajadores podrían reclamar ante la Justicia el pago íntegro del salario complementario más los intereses, afirmó un abogado cercano a los gremios estatales. “Es una alternativa que no descartamos y que estamos evaluando”, afirmó un dirigente sindical ayer, al ser consultado por este medio.

Ante este escenario, la plana mayor del gabinete de Scioli comenzó a trabajar en una norma. Si bien la provincia tiene vigente una ley de emergencia provincial, los cuadros técnicos de La Plata entienden que no contempla la posibilidad de pagar salarios o aguinaldo de forma fraccionada.

La idea todavía se maneja con sigilo y ni siquiera fue sondeada en la Legislatura. “No escuché nada; nadie nos consultó ni nos sondeó por ese tema”, afirmó un diputado cercano a Mariotto.

De todas formas, el sciolismo entiende que el vicegobernador no podrá obstaculizar la ley. Primero, porque había asegurado que la provincia iba a saldar salarios y aguinaldo “en tiempo y forma” cuando se hizo cargo del Ejecutivo, cuando Scioli estaba de viaje.

Y también porque el Congreso provincial se “solidarizó” con el gobernador. Los titulares de ambas cámaras, Mariotto (Senado) y Horacio González (Diputados) dispusieron el pago del medio aguinaldo en cuatro cuotas. El vicegobernador iría más lejos y suspendería el pago del sueldo complementario a los senadores, en sintonía con la decisión de Scioli de no pagarlo a los funcionarios.

Ayer el gobierno provincial dispuso ajustar todavía más su presupuesto y recortar una serie de gastos de la administración pública (ver aparte), luego de anunciar la suspensión de la obra pública futura y otras restricciones.

En paralelo, el Ministerio de Economía publicó una presentación en la que denunció la “discriminación fiscal” de la provincia. El documento le pone cifras al discurso oficial de los últimos días, que hizo hincapié en el reparto de la coparticipación y en el congelamiento del Fondo del Conurbano.

Según el informe, la provincia aporta el 37% de la recaudación nacional y recibe por coparticipación el 19% del total. Por habitante, Buenos Aires recibe $ 1.431 mensuales, muy lejos del promedio ($ 4.465)

Además, el congelamiento del Fondo del Conurbano hace que la provincia reciba $ 650 millones al año por ese concepto. Según la mirada sciolista, sin ese techo debería contar este año con $ 12.425 millones.

De todas formas, el sciolismo no piensa por ahora dar estos debates en el Congreso. La orden es no romper de ninguna forma con la presidenta Cristina Fernández.

Comentá la nota