Los municipios ya preparan sus presupuestos para 2017

Los municipios ya preparan sus presupuestos para 2017

Los más avanzados muestran que, en un año electoral, se pondrá foco en las obras y que en breve enviarán los proyectos a debate. Remarcan que la Provincia está al día con las comunas.

L llegada de las leyes de Avalúo, Impositiva y Presupuesto 2017 el viernes pasado a la Legislatura aceleró los tiempos de las próximas pauta de gastos en los municipios.

Funcionarios de Hacienda de la Provincia y de las comunas se reunieron el sábado pasado en Tunuyán buscando armonizar los lineamientos.

Los proyectos irán ingresando a los dieciocho concejos deliberantes durante este mes de octubre a medida que se vayan definiendo. 

En algunas comunas las pautas se encuentran en pleno análisis y en otras ya están casi terminadas. 

En los departamentos se reitera que la Provincia “está al día” con las transferencias, luego de los atrasos del segundo semestre del 2015, durante la gestión del justicialista Francisco Pérez.

Hasta donde se puede ver, los gastos comunales reforzarán la partida de obras en un año electoral. 

Los once intendentes radicales, los cinco justicialistas y los dos demócratas que reportan al Pro o al Frente Renovador pondrán en juego en 2017 seguir gobernando dos años más con mayoría en el concejo, o correr el riesgo de sobrellevar una segunda mitad de mandato con minoría en el órgano deliberativo hasta el 2019.

“Estamos enviando el proyecto la semana que viene”, adelanta el intendente radical de Capital, Rodolfo Suárez. Y confirma que los 1.200 millones de este año pasarán a ser 1.985 millones al año entrante, lo que significa un 65 por ciento de suba nominal. 

La pauta incluye 385 millones de pesos de origen nacional que se destinarán para obras sólo en la medida en que sean efectivamente remitidos a los proyectos municipales aprobados. En tanto la partida de obras con fondos propios y de origen provincial suma 400 millones de pesos.

Todo preanuncia un plan de trabajos públicos más que importante que ya se iniciará este año en la Plaza San Martín y la avenida Arístides Villanueva. 

“Este año terminaremos con superávit, el próximo estaremos equilibrados”, dice Suárez dejando bien en claro que en 2017 habrá inversión en obra y en equipamiento hasta donde permitan los recursos.

La pauta de Capital contempla una actualización tarifaria del 20 por ciento promedio y repite la pauta inflacionaria prevista por la Nación y la Provincia, del 17 por ciento. Y sigue contemplando la jubilación anticipada que ya se viene aplicando desde el año pasado -antes que en la Provincia-, para empleados con los años de edad pero no de aportes, que solventa la comuna.

En tanto en San Carlos el massista Jorge Difonso prepara una pauta de 350 millones de pesos, un 20 por ciento por sobre los 290 millones de este año. Aunque también reserva un espacio para la llegada de fondos nacionales sobre los que existe expectativa y todavía pueden elevar su presupuesto. 

También contempla una suba de tasas promedio del 20 por ciento y un plan de obras que prioriza la infraestructura básica y el asfalto de 400 cuadras en la villa cabecera, Eugenio Bustos, La Consulta y Pareditas.

A ello se agrega una inversión en bienes de capital, fundamentalmente camiones de riego y volquete. “Las finanzas de la comuna están controladas, pero me preocupa la reactivación de la economía en general”, comenta el jefe comunal.

En Maipú, el justicialista Alejandro Bermejo recuerda que el cierre de 2015 fue complicado “con un déficit de 55 millones, aunque la Provincia nos debía 59 millones de pesos”. Adelanta que este año cerrará “con un superávit importante”. Y estima que el presupuesto 2017 de Maipú superará los 900 millones de pesos, un 20 por ciento por sobre los 750 millones de este año. 

El plan de obras girará en torno a los 140 millones de pesos. Y entre los ingresos contempla una mejora por la prestación del servicio de agua potable y cloacas que brinda el municipio en lugar de Aysam.

Y además de la actualización tarifaria, la comuna quiere “una tasa compensatoria” de la Provincia, que equivalga a los aportes para Aysam. Maipú (PJ) busca hacer un frente común con Luján (Pro) y Tupungato (UCR), tres municipios que también son operadores de los servicios de agua.

Sobre el bono de fin de año

Entre ocho y diez municipios están en condiciones de pagar un bono de fin de año a sus empleados y algunos de ellos tienen plazos fijos equivalentes a una o dos nóminas salariales. Pero afrontar este pago es dificultoso para el resto y para la propia Provincia.

En diciembre de 2014 este bono fue pagado por las comunas radicales de Godoy Cruz (a cargo de Alfredo Cornejo), Capital, Rivadavia y Junín; las peronistas Las Heras, Maipú, San Rafael y General Alvear y la demócrata San Carlos.

El tema no está definido aún para este fin de año. Actualmente se negocia una decisión común entre la Provincia y los municipios, luego de un pronunciamiento del gobierno nacional.

Coment� la nota