Ya son 7 los municipios que están en conflicto salarial

Ya son 7 los municipios que están en conflicto salarial
En los próximos días se podrían sumar otras comunas a los reclamos por un aumento.
Cada vez son más los municipios que se suman a las medidas de fuerza en reclamo de una recomposición salarial. A los ya públicos planteos en Tinogasta, Andalgalá y Chumbicha, se le sumaron ayer Santa María, Belén, Pomán e Icaño.

En Belén, comenzó el reclamo con quite de colaboración en el lugar de trabajo. Lo que están solicitando los empleados es un incremento salarial de $3.000. Hasta ayer el intendente, José Arnoldo Ávila (FV), no se reunió con los representantes del gremio de ATE y se espera que en las próximas horas los reciba para comenzar una negociación.

En Pomán, pidieron un incremento salarial de 3.000 pesos, el blanqueo de los últimos aumentos y el pago de la antigüedad que no están percibiendo. Los agentes iniciaron paro de brazos caídos y en la próxima asamblea definirán los pasos a seguir.

En Santa María, la situación es parecida a la de Belén: los empleados municipales le piden al intendente, Jorge Andersh, un aumento salarial de $3.000. En el municipio ya comenzaron el paro con la modalidad de quite de colaboración en el lugar de trabajo.

En Icaño, se demanda por un incremento salarial de $2.500. Por este motivo, el gremio de ATE solicitó una audiencia con el intendente, José Pío Carletta, para acercarle el pedido que solicitan los municipales de esa localidad.

Por otra parte, en Andalgalá, la situación está dividida. El gremio del SOEMA aceptó la oferta del intendente, Alejandro Páez, que otorgó un aumento del 25 % que será entregado en dos partes; un 16% se abonará con el sueldo de marzo a pagarse en abril, mientras que el 9% restante será efectivizará en junio.

El monto aproximado que recibirá un empleado municipal con la categoría más baja es de $600 pesos, mientras que en la categoría más alta el monto ascendería a unos $900.

No sucede lo mismo con el gremio de ATE, que rechaza rotundamente este mismo porcentaje, según señaló el delegado, Saturnino Gómez, quien dijo que no se bajan de los 2.000 pesos que piden, aduciendo que con la inflación que hay en estos momentos un monto menor significaría seguir con los mismos problemas salariales.

En Tinogasta, el gremio de ATE acusó al intendente, Hugo Ávila, de no querer solucionar el conflicto salarial.

Los empleados le solicitan a Ávila una equiparación salarial igual a la de la Municipalidad de la Capital.

En estos días podrían regresar los cortes de rutas a esa localidad.

Silencio

Por el momento ningún funcionario del Gobierno provincial respondió ante la consulta sobre la problemática que atraviesan los municipios del interior. Según trascendió, en las próximas horas, algunos intendentes se estarían reuniendo con funcionarios del Gobierno.

Tensión en Capayán

En Chumbicha, se vivieron momentos de tensión cuando empleados quisieron tomar la Municipalidad en reclamo de un incremento salarial.

Según los testigos, se vivieron momentos de tirantez cuando los empleados municipales tuvieron un forcejeo con policías y gendarmes que custodiaban el edificio.

La secretaria de Gobierno del municipio de Chumbicha, Analía Brizuela, expresó su rechazo a la modalidad del reclamo. "Hoy fue un día bastante feo para la comunidad. Nosotros recibimos anteayer llamados anónimos de tono amenazante con la toma de municipio, por eso fuimos a la policía para tomar las precauciones".

En igual sentido Brizuela manifestó: "La Gobernadora nos informó que el aumento salarial es una situación de estudio, que lo iba a ver con el intendente en su momento. Nosotros creemos que el reclamo es justo, pero no de la manera violenta en la que se realizó".

Por último, la funcionaria municipal informó que se realizó una exposición judicial en la que responsabilizaron por cualquier daño físico y material que pueda suceder en la comunidad a los gremios que llevan adelante estos reclamos.

Hoy, los empleados determinarán en asamblea los pasos a seguir.

Coment� la nota