Municipio firmó convenio con la Fundación Avina para trabajar la inclusión de los recicladores urbanos

Municipio firmó convenio con la Fundación Avina para trabajar la inclusión de los recicladores urbanos

El Intendente Osvaldo Cáffaro firmó este mediodía un convenio con la Fundación AVINA Argentina que tiene como objetivo diseñar e implementar un programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) con inclusión de los recuperadores urbanos en el Municipio de Zárate.

Tras la firma del convenio se puso en marcha el programa de trabajo que, en primer lugar, comprende la realización de un censo de los recuperadores que trabajan tanto en la calle como en el basural, y de los grandes generadores de basura del área metropolitana.

El convenio también apoya la conformación de cooperativas de los recuperadores censados para desarrollar el trabajo en los centros de acopio, recolección domiciliaria o puntos verdes.

El subsecretario de Desarrollo Económico, Claudio Borrelli, detalló que en el programa trabajarán varias áreas municipales y que tras la realización del censo se abrirá una etapa basada en lo organizativo.

“Tenemos firmado un convenio con Veolia ratificado por el HCD con quienes estamos trabajando para contar con una planta (recicladora)”, afirmó el funcionario, que también destacó la importancia de la inclusión de los recicladores que trabajan tanto en la calle como en el predio de Concaro donde hoy se arrojan los residuos sólidos urbanos.

Cáffaro estuvo acompañado por el Secretario de Gobierno Pablo Giménez, el Secretario de Desarrollo Económico Leonel Soto,  la Subsecretaria de Desarrollo Humano Gala Garrido, y Claudio Borrelli, entre otros.

Por parte de la Fundación AVINA estuvo presente Gonzalo Roque, quien tras firmar el convenio aseguró que “el convenio le da un marco institucional al proyecto, queremos que Zárate sea un caso testigo de cómo este proceso puede permitir el avance hacia una gestión integral de residuos sólidos urbanos y a la formalización del empleo de gente que hoy realiza su trabajo en condiciones muy malas”.

Roque también sostuvo que la gente notará cambios en el medio ambiente pero sobre todo cambiará la percepción que se tiene de los recicladores urbanos, que hoy es negativa aunque lleve a cabo un trabajo social y ambiental muy importante.

Otro de los puntos incluidos en el convenio es el diseño y la aplicación de programas de recolección diferenciada en grandes generadores y en puntos verdes en la zona urbana de la ciudad.

El Municipio dispondrá del predio para montar allí un centro de separación y acondicionamiento de materiales reciclables, donde trabajarán recuperadores urbanos organizados en cooperativas.

También estuvo presente en la firma del convenio Roberto Gómez, presidente de la Cooperativa El Álamo de la Ciudad de Buenos Aires, que colaborarán en este proceso que se está iniciando en la ciudad.

“La formalización del trabajo cambia la vida del reciclador urbano, ya no se siente rechazado ni excluido, puede empezar a proyectar, a organizarse”, sostuvo Gómez.

Coment� la nota