Molas: no sacan sangre por falta de reactivos

Si al Lucio Molas le faltaba algo... ahora cantó ¡bingo! Desde ayer el laboratorio central del principal hospital de la provincia anunció -con un cartel colocado en la mesa de entrada- que no se realizarán más análisis clínicos hasta nuevo aviso, a excepción de bebés y pacientes oncológicos, por falta de reactivos.
Los reactivos son compuestos químicos insustituibles para, por ejemplo, las extracciones de sangre, los análisis de orina, los estudios de serología, etc. Nada de eso se seguirá haciendo hasta que el laboratorio sea reabastecido. "No sabemos cuánto durará la medida. Si uno o dos días o una semana...", indicaron fuentes hospitalarias.

Los análisis suspendidos sirven para estudiar, prevenir, diagnosticar y tratar los problemas de salud de los pacientes que concurren desde toda la provincia. Por eso, ante semejante decisión extrema, apenas se dispuso atender a los grupos poblaciones más vulnerables.

El cartel, que no lleva firma ni sello, dice textualmente: "Se suspenden los turnos hasta nuevo aviso por falta de reactivos. Se atenderá sólo a pacientes oncológicos y bebés". No es que no quede en stock ningún reactivo, pero los pocos que quedan se usarán para esas excepciones.

Las fuentes señalaron que el problema se originó a partir de que habría una licitación trabada. "Las licitaciones para reactivos se llevan a cabo cada seis meses y como en el depósito no hay más reactivos, tuvieron que suspenderse los análisis. En principio, habría una autorización del ministerio (de Salud) al Departamento de Bioquímica para que compre reactivos en forma directa para unos 20 o 30 días", señalaron los voceros del Molas. Las compras directas, a diferencia de las licitaciones, encarecen los precios.

Una perlita más: las fuentes también contaron que en algunas áreas del hospital las impresoras no tienen tinta desde hace tiempo y que tampoco se pueden sacar fotocopias.

Comentá la nota