MIRAMAR: El valor de la miel sigue estando muy por debajo de lo esperado

MIRAMAR: El valor de la miel sigue estando muy por debajo de lo esperado

El mercado actual no demanda la cantidad que se produce. La venta fraccionada en comercios locales es un muy buen negocio.

La producción de miel en el distrito de General Alvaradoviene sufriendo distintas situaciones y la realidad es que el valor de mercado actualmente se encuentra muy por debajo de lo esperado.

Si bien no hay estadísticas reales del numero de apicultores en el distrito ya que existen muy pocos registrados, se observa es una disminución de la cantidad por la falta de rentabilidad del sector. Muy pocos que superan las 500 colmenas, la mayoría tiene explotaciones más pequeñas que impulsan como complemento con otras actividades.

A su vez, el municipio cuenta con un grupo de Cambio Rural Apícola, acompañado por INTA.

La obtención por colmena varía mucho dependiendo en gran parte del clima, manejo y la disponibilidad de flora en cada caso particular.

“Se observan producciones que van desde los 15 a 50 kilogramos /colmena / año, dándose situaciones particulares en los que pueden ser mayores o menores”, le aseguró a LA CAPITAL, el productor Jerónimo Delizotti.

Este año los exportadores compraron la miel a granel (tambores de 320 kilogramos) a valores que rondaron los 16 pesos por kilogramo y esos ingresos son realmente menores a aquellos costos de producción.

“En este momento está subiendo el precio, pero en breve arranca la cosecha en el norte y habrá que esperar que sucede en el balance general”, sostuvo el apicultor.

Sobre el cambio de modelo político – económico del país y su incidencia en el desarrollo del sector apícola, Delizotti expresó: “Fue un momento esperado por muchos con la esperanza que se revirtieran los resultados económicos ya que el valor de la miel está muy ligada al precio del dólar, pero seguimos abajo y con costos de la producción y de vida siguen subiendo”.

Opción comercial

Además de la venta al por mayor, existe un canal de comercialización interno que le brinda cierto espaldarazo a la apicultura para seguir resistiendo la inestabilidad del mercado.

“La venta fraccionada en comercios locales es un muy buen negocio ya que nos separa de los vaivenes de los precios internacionales. Esto plantea siempre la necesidad de fomentar los atributos del consumo de miel y más hoy con el avance de la alimentación saludable. Sería una buena idea realizar en temporada, demostraciones sobre nuestra producción”, concluyó Delizotti.

Coment� la nota