La medicina prepaga prepara el terreno para una suba del 25%

Los hospitales de comunidad acaban de acordar un alza en los salarios por ese monto, que se aplicará un 15% en agosto y un 10% en diciembre. Ahora negocian las clínicas

MATÍAS BONELLI Buenos Aires.

El sector de la salud privada no tiene paz. Luego de varios encontronazos y negociaciones con el Gobierno para aplicar una serie de aumentos en las cuotas –la última tanda se aplicó en mayo pasado– la historia vuelve al capítulo cero.

Es que la Federación Argentina de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa, la organización que agrupa a los empleados del gremio), reclama un incremento salarial del 25% para este año, monto que los prestadores de las empresas de medicina prepaga trasladarán en forma directa a quienes los contratan, es decir las empresas de medicina prepaga. Y siguiendo la lógica, luego estas empresas replicarán ese sobrecosto en las cuotas de sus afiliados.

Es decir: la novela por el aumento del costo de la medicina prepaga está a punto de volver a comenzar.

El primer paso para que esto ocurra lo dieron los llamados hospitales de comunidad (como el Italiano, el Alemán, el Francés o el Británico), los establecimientos médicos sin internación y los servicios de emergencias médicas, que accedieron al pedido de los trabajadores de la Sanidad tal cual lo plantearon, y acordaron una mejora en los sueldos del sector de un 25 por ciento.

Esa mejora se dará en dos tramos: la primera, del 15%, llegará al bolsillo de los trabajadores en agosto, mientras que la segunda, del 10% tendrá vigencia desde diciembre. Para calcular ambos retoques se tomará como base el sueldo de julio.

En este caso, el convenio firmado el año pasado venció el 30 de junio, por lo que la necesidad de volver a acordar las pautas era importante.

Pero ahora llegará el turno de los prestadores de las empresas de medicina prepaga (agrupadas en Adecra), por lo general el que mayores complicaciones presenta. Aquí, el convenio de 2011 vence el 31 de julio próximo.

La idea de Fatsa es que se copie el modelo firmado con los hospitales de comunidad, algo que no es aceptado por las empresas.

Ante esto, según pudo establecer El Cronista, hoy a las 17 se realizará una reunión entre las partes para intentar dar los primeros pasos hacia una solución. Se llegó a esta instancia luego de que los trabajadores y las compañías no se pusieran de acuerdo con la forma de pago, por lo que se solicitó la intermediación de Trabajo.

La postura de las compañías no pasa por reducir el 25% solicitado por el gremio de la Sanidad, pero sí por acordar una mayor cantidad de cuotas para hacer menos duro el golpe. Incluso, intentarán pasar al menos una cuota para 2013 (preferentemente febrero o marzo), como ocurrió con las negociaciones de 2011.

Una vez que se llegue a un punto de acuerdo entre trabajadores y prestadores, será el turno de la entrada en escena de las empresas de medicina prepaga, quienes pasarán a recibir un cuadro tarifario más elevado a raíz del aumento salarial de los Sanitarios.

Pero aquí se presentará el mayor problema, ya que las prepagas intentarán trasladar ese retoque a sus cuotas, aunque antes se las deberán ver con Guillermo Moreno, el secretario de Comercio Interior.

Moreno es quien tiene a su cargo la implementación de la ley que regula al sector de prepagas, por lo que las firmas le deben presentar una planilla donde demuestren que precisan trasladar las subas a las cuotas.

Comentá la nota