La mayor contradicción: El Partido Obrero contra los trabajadores

La mayor contradicción: El Partido Obrero contra los trabajadores

Los ediles trokista intentaron que un gran número de personal contratado ingrese a planta permanente del Concejo

SALTA.- Uno de los últimos actos de la numerosa bancada del Partido Obrero en el Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta, fue criticar a lostrabajadores del cuerpo y tratar por todos los medios incrementar la planta de trabajadores del legislativo municipal, algo que las organizaciones gremiales y autoridades se negaron.

Tratando de imponer su criterio a pocos días de dejar sus bancas, los ediles trokista intentaron que un gran número de personal contratado ingrese a planta permanente del Concejo, incrementando notablemente la erogación en sueldo de las arcas municipales.

La negativa del cuerpo de tratar el tema generó una fuerte reacción de la bancada del PO. Rodrigo Tolaba ante la negativa de los concejales de tratar el tema disparó que la dirigencia del Sindicato de Empleados del Concejo Deliberante son "cómplices por evitar el pase a planta permanente de otros trabajadores municipales. Son dirigentes trasnochados”.

A estas alturas la sesión del miércoles pasado entró en una verdadera anarquía. En medio de acusaciones, gritos, y los insultos de los trabajadores del Concejo que se encontraban en las tribunas, resolvieron pasar a un cuarto intermedio. La situación era tan tensa, que los empleados del cuerpo resolvieron dejar sus puestos de trabajo.

Los auxiliares del Concejo presentaron sus quejas al Presidente, Ricardo Villada, y comunicaron que se retiraban del recinto ya que se "sentían ofendidos por los dichos del concejal Tolaba”. Minutos después le solicitaron al representante del PO una disculpa, algo que nunca sucedió y la sesión se levantó.

Lejos de poner cordura y paño fríos a la situación, el presidente de la bancada del Partido Obrero, Arturo Borelli, denunció ante los medios que: "La dirección gremial del Concejo se opone al pase a planta de los precarizados", y agregó: "si la dirección gremial del Concejo hizo esto es porque se opone al pase a planta de los precarizados y le ha resultado beneficioso todo estos años tener a gente con sueldos precarios, esto es una red dependencias hacia ellos”.

Sin considerar que son "los representantes de la clase trabajadora”, Borelli acusó a los dirigentes sindicales de favorecer la precarización de los contratados para tener "la oportunidad de manejar empleados a su gusto y paladar”.

En medio de un proceso de transición el Partido Obrero, que tras las últimas elecciones perdió gran parte de su representación, terminó enfrentándose con el único sector que todavía no se había enfrentado: los empleados del Concejo.

Por Eduardo Huaity González

para El Intransigente

Comentá la nota