López: “Si tengo que renunciar como legislador lo haré, pero no en el gremio”

Viedma: El legislador Rubén López aseguró hoy que no hay incompatibilidad alguna de sus cargos de parlamentario y dirigente gremial porque este sector es privado; reafirmó que se presentará ante la Justicia para aclarar la situación; y señaló que hay otros representantes sindicales que cobran doble sueldo como Roberto Vargas (FpV).

“Si tengo que renunciar como legislador lo haré, pero no el gremio de la fruta”, remarcó López dos veces.

López, en declaraciones a una radio de Viedma, habló extensamente de las denuncias sobre la presunta incompatibilidad de los cargos de legislador y secretario general del gremio rionegrino de la fruta y de su supuesto enriquecimiento económico, entre otras cuestiones.

Lo que sigue es parte del reportaje:

Yo cobro sueldo y lo depósito nuevamente a la cuenta del sindicato, al cual le dono mi sueldo de secretario general y el gremio con eso hace distintas actividades, como ayudar a compañeros.

Tampoco es un sueldo para volverse loco, es el sueldo de un embalador, que trabaja en un galpón de empaque. Lo hago para no perder estabilidad como gremialista.

Estoy citado (a declarar) y voy a ir ver al fiscal y plantearle mi situación, no veo incompatibilidad porque el gremio de la fruta es privado y yo cumplo funciones de legislador. No me quiero cubrir ni defender de todo esto, pero me están acusando.

Qué raro, al único, porque en Viedma lo tenemos a (Roberto) Vargas que es un dirigente gremial que cobra sueldo y es legislador del Frente para la Victoria y nadie lo toca. Hay otros legisladores que no dejaron sus funciones y cobran como legisladores. (Juan Carlos) Scalesi cuando fue diputado nacional y Guillermo Pereyra, que es senador y dirigente gremial de petroleros.

Hoy me toca a mí y voy a aclarar esta situación.

¿Hay algo personal en esto?

Y…son muchas cosas, se han tocado algunos intereses, pero voy a seguir defendiendo a los trabajadores mientras esté en el gremio y eso no le conviene a algunos.

Y si algo, alguna vez, tengo que dejar no será el gremio, sino la banca de legislador porque me debo a los trabajadores, ellos me conocen y hay algunos que me quieren ensuciar con cosas que no existen.

No he sido citado a declarar por alguna denuncia que han hecho otros dirigentes gremiales, que estuvieron al frente de entidades más de 12 años y ni siquiera cambiaron un vidrio a la obra social ni al sindicato, que dejaron en convocatoria. Nosotros hemos saneado y pagado todo para clínica, farmacia, ambulancias, loteos y viviendas y por eso nos joden, persiguen e hinchan las guindas de esta manera. No está mal que nos controlen, pero digamos la verdad, las cosas como son, qué ha pasado en el gremio durante mi gestión y de otros que ahora hacen denuncian sin fundamentación.

Coment� la nota