Di Liscia rechaza un acuerdo con el PRO

Di Liscia rechaza un acuerdo con el PRO

En un documento político el Partido Socialista le cerró la puerta a un acuerdo con el PRO. Aseguran que el congreso partidario del 25 de abril es para tratar “hechos consumados”.

Y que el núcleo de coincidencias y diagnósticos que unen a la UCR y el PRO no tienen nada que ver con el socialismo.

El documento señala que el Partido Socialista “jamás decidió formar parte de estrategias neoliberales o conservadoras”.

Además advierte que “el único sector político que posee la fuerza y la práctica para disfrazarse de progresista mientras ejecuta los negocios y la política neolilberal, es el Partido Justicialista y/o el Frente Para la Victoria”.

Lleva la firma del concejal y exviceintendente de Santa Rosa, Guillermo Di Liscia con otros integrantes de la Agrupación Participación Solidaria (APS).

La UCR y el PRO de La Pampa llevan adelante negociaciones para acordar listas. El otro sector del socialismo que tienen a Adrian Peppino y Luis Solana como referentes impulsan el acuerdo con el PRO: esta línea tendría la mayoría partidaria para aprobar un frente o acuerdo electoral con el PRO dentro del FrePam.

El texto del documento dice:

"A los/las integrantes del Partido Socialista de La Pampa. A la sociedad toda.

En 2015 elegiremos nuevas autoridades a nivel Local, Provincial y Nacional.- Este turno electoral reviste la importancia de ser un turno de fin de mandato, y significa la renovación de las autoridades ejecutivas, y legislativas.

El Partido Socialista ha cultivado durante años en todo el país un entendimiento coherente con la UCR y diversos partidos progresistas, con el objetivo de constituir una propuesta popular y progresista. Ese frente tuvo la expresión en La Pampa con la constitución del FREPAM, que desarrolló importantes propuestas legislativas a nivel provincial y en las localidades, y sacó a la ciudad de Santa Rosa de la peor crisis institucional, económica, y moral de su historia, constituyendo un gobierno local decente y eficaz.

El Partido Socialista se encuentra hoy en un momento clave de la concreción de la estrategia del Frente Progresista en toda la Argentina, estrategia que fue abandonada Unión Cívica Radical, al decidir – hace un mes, en el orden Nacional- constituir una fuerza de centro-derecha, impulsando la alianza UCR-PRO.

El Frente Progresista avanza con la impronta que dará a la propuesta la candidatura a Presidenta de la Nación de Margarita Stolbizer, y con la campaña electoral en la provincia de Santa Fe, con el esfuerzo de Hermes Binner. La Unión Cívica Radical provincial ha seguido el camino trazado por su Convención Nacional, y de hecho está actualmente en tratativas con integrantes del PRO, para la constitución de un frente electoral diferente al FREPAM.

El núcleo de ideas que hace coincidir en un acuerdo a la UCR con el PRO corresponde a un conjunto de diagnósticos, prácticas y propuestas, que nada tienen que ver con el Partido Socialista, que propugna otras. En 32 años de democracia ininterrumpida, el Partido Socialista se presentó como alternativa electoral en más de 20 oportunidades, sólo o formando parte de Frentes Electorales Progresistas. Jamás decidió formar parte de estrategias neoliberales o conservadoras.

Llama la atención entonces que integrantes de la conducción del Partido Socialista de La Pampa hayan tenido en los últimos días, expresiones imprecisas sobre la política de alianzas del Partido, desconociendo lo resuelto por la última reunión general (“Congreso”) en la que quedó claro y resultó unánime el rechazo a realizar entendimientos electorales con el PRO.

También llama la atención que integrantes de la conducción del Partido Socialista realicen tratativas sobre alianzas electorales diferentes a las impulsadas por el PS Nacional, ocultas a los afiliados y militantes, y convoquen a reunión general (“Congreso”) para el día 25 del corriente, es decir sólo 2 días antes del vencimiento del plazo para la realización de Alianzas a nivel Provincial. Está claro que se trata de ofrecer el tratamiento de hechos consumados.

El único sector político que posee la fuerza y la práctica para disfrazarse de progresista mientras ejecuta los negocios y la política neolilberal, es el Partido Justicialista y/o el Frente Para la Victoria. Lo hizo en los 90, lo hace hoy. Son los campeones de la incoherencia y del uso abusivo del poder para cosificar a las personas.

El Partido Socialista, en cambio, debe custodiar su coherencia, ya que es un valor que forma parte de la esencia misma de su historia y su propuesta. La posibilidad de impulsar la Igualdad y la Decencia no viene, ni nunca vino, de la alquimia de boletas electorales para que las personas voten una cosa por otra, sino de la coherencia y la convicción de los ideales. Invitamos a todos/as a reflexionar”.

Las firmas que acompañan son las de Gustavo Porras, Juan Alberto Moreyra, Silvina Perez, Juan A. Rivas, Ovidio Lihour, Verónica Roda, Cesar R. Obregón y Cristina Rassé, entre otros.

Comentá la nota