La justicia platense avanza en dos causas vinculadas al IOMA

La justicia platense avanza en dos causas vinculadas al IOMA

La corrupción en el IOMA no para de darle trabajo a fiscales, jueces, instructores judiciales, policías y penitenciarios. Este sábado fue detenido un empresario que se encontraba prófugo desde hace al menos tres años, acusado de estafar a la obra social por más de 7 millones de dólares con medicamentos oncológicos.

El procedimiento de detención fue en Rosario y el aprehendido fue identificado como David Ezequiel Gargarella, quien había tramitado el DNI y declaró un domicilio en la ciudad mencionada, aunque hacía negociados en la localidad bonaerense de San Nicolás.

Gargarella fue detenido cuando llegaba al domicilio de su pareja y fue puesto a disposición de las autoridades judiciales en turno de Rosario que certificaron su pedido de captura y autorizaron su traslado a La Plata, con las medidas de seguridad correspondientes.

Este  domingo, a las 9, el fiscal Jorge Paolini le tomará declaración. Un vocero judicial explicó que “se había detectado que Gargarella había retirado medicamentos de una droguería de San Nicolás y eso orientó la pesquisa. Tenía una fábrica y se la clausuraron por contaminar el medio ambiente. Lo fueron a buscar ahí y no lo encontraron. Luego sí lo ubicaron en la vereda de la casa de su pareja”.

En el año 2011, fue descubierta una organización conformada por altos funcionarios de IOMA, que ingresaban el pedido de medicamentos oncológicos de pacientes inexistentes y fallecidos, para lo cual utilizaban recetas adulteradas provistas por farmacias. Los medicamentos eran entregados a un visitador médico que se encargaba de reducirlos y ponerlos a la venta en distintas farmacias importantes.

La operación fraudulenta rondaba los 30 mil dólares por expediente, donde lograron la aprobación de 230, por lo que la suma documentada ronda los 7 millones de dólares.

En tanto, Gargarella era el único prófugo en esa causa, ya que en el año 2014 los otros dos imputados, Sergio Massaccesi y Marcelo Piergiacomi, se habían entregado ante el fiscal interviniente en La Plata.

Interviene en la causa el fiscal Jorge Paolini cargo de la UFI N° 8 de Delitos Complejos en la causa iniciada en el año 2013 caratulada “Seiland Idelmar RAL s/Denuncia”.

En tanto, el mismo fiscal investiga al extitular del IOMA, Antonio La Scaleia, quien tiene en su haber 16 denuncias penales. Una de ellas es que favoreció de manera sospechosa a la firma “Juntos en Casa”, propiedad de Gustavo Baldachis y Ricardo Bianchimano.

Paolini se enteró por una denuncia periodística que La Scaleia tiene una cuenta activa off shore en un paraíso fiscal y que los empresarios Baldachis y Bianchimano, a los que tanto “favoreció”, son sus socios.

El fiscal requirió al gobierno de Panamá, vía la cancillería y el ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, documentos para certificar si son socios en la empresa off shore que se inició en julio de 2012. “Si confirmamos que en el paraíso fiscal de Panamá, La Scaleia y los empresarios forman parte de la misma sociedad, estaríamos hablando de negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas acá en la Provincia, ya que el expresidente del IOMA avaló millonarias contrataciones con ‘Juntos en Casa’”, indicó una fuente judicial.

El artículo 265 del Código Penal Argentino establece que “será reprimido con reclusión o prisión de uno a seis años e inhabilitación especial perpetua, el funcionario público que, directamente, por persona interpuesta o por acto simulado, se interesare en miras de un beneficio propio o de un tercero, en cualquier contrato u operación en que intervenga en razón de su cargo”.

“Tanto Baldachis como Bianchimano estarían vinculados a la firma Juntos en Casa SRL, empresa que está siendo investigada por la Justicia Penal, junto con otras compañías (Medizin, S.O.S, Intergermed, Medihomey Dar Salud) por diversas irregularidades. Entre ellas, la presunta facturación de tratamientos a personas fallecidas y afiliados que no habían solicitado ninguna prestación”, concluyó la fuente tribunalicia.

Comentá la nota