El juego del otro kirchnerismo

El juego del otro kirchnerismo

El regreso de los intendentes al Frente para la Victoria plantea un nuevo escenario para los precandidatos K que estaban en campaña. Estrategias electorales ante el enemigo interno

Más allá de lastimar al Frente Renovador y poner en jaque la candidatura de Sergio Massa, el éxodo de los alcaldes massistas al Frente para la Victoria cambió el escenario electoral local allí donde los dirigentes kirchneristas venían dando una ardua batalla para derrotar a los que hoy tienen que recibir. 

“Oportunismo”, contestan a coro los precandidatos a intendente K en aquellos distritos donde los jefes comunales pegaron la vuelta. Si bien coinciden en bancar la decisión del Gobierno nacional y están de acuerdo con abrirles las puertas con fines electorales, todos endurecieron sus discursos y utilizan los motivos del regreso como argumentos para diferenciarse y mostrarse como los “oficialistas”. 

En este marco, las campañas de los que se enfrentan a los conversos no se modifican. Como todos vienen trabajando en la diferenciación, en la idea de otra política, ahora sus argumentos adquieren una consistencia inesperada. 

“Esto le hace mal a la mirada política del ciudadano medio porque empaña posicionamientos y trayectorias por cálculos de conveniencia y conyuntura. Yo no me ma-nejo de esa manera. Veremos si los vecinos de Olavarría castigan este tipo de procedimiento un tanto inescrupuloso”, afirma el olavarriense Gonzalo Bagú.

“De los traidores no hay que olvidarse”, apunta el corredor automovilístico Marcos Di Palma, hijo de la referente del sciolismo en Arrecifes, Tana Di Palma, sobre el re-greso de Daniel Bolinaga. “Como no pudo tener la candidatura que él quería, acá está; volvió no como rata, como laucha”, carga Di Palma, colaborador del gobernador bonaerense Daniel Scioli.

La estrategia a nivel nacional del Frente para la Victoria consiste en recibir a quien desee volver, pero “sin condiciones”, más allá de que los jefes comunales ostenten una estructura importante, incluso en algunos casos mayor que la que tienen los precandidatos del distrito. 

Tal es el caso del caudillo de Merlo, Raúl Othacehé, quien buscó evitar las primarias con el precandidato Gustavo Menéndez pero, al fracasar en el intento, difundió un comunicado, en el que dijo que “estamos absolutamente dispuestos, preparados e interesados en participar en plenitud de las elecciones PASO”.

En San Martín, el alcalde, Gabriel Katopodis, consideró ir con una colectora, lo que le dio el triunfo en el 2011. “Hay un compromiso del FpV de que estas listas colectoras no existan más”, asevera Alejandro Phatouros, quien se prepara para enfrentarlo.

El precandidato olavarriense Gonzalo Bagú, sobre el retorno del intendente José Eseverri, destaca: “Viene sin imponer ningún tipo de condiciones, sin exigir nada, viene a aportar las boletas al FpV; con lo cual bienvenido sea, nos encontraremos en las PASO”.

De todas formas, esta situación obliga a los precandidatos del FpV a reorganizar sus estrategias y, principalmente, a disputar la principal batalla en las internas. Por este motivo, la lista de unidad o de síntesis es lo que se implementará en la mayoría de los distritos. 

Asimismo, esta situación tiene sus particularidades según el escenario local. En aquellas tierras donde hay más de un candidato bien posicionado, las negociaciones están a la orden del día, y la complejidad es aún mayor si el arreglo implica a un sciolista y un randazzista. Olavarría es muestra de esto. En otros lugares, la cuestión es más sencilla y la lista de unidad está casi definida.

En síntesis, el salto de garrocha de los massistas, así sea considerado un desafío, un obstáculo a saltar o un argumento a 

favor, sacudió el tablero electoral, y hoy, tras el temblor, los kirchneristas de primera hora buscan reacomodarse. 

Javier Cascallares (Almirante Brown):

-¿Cómo tomó el regreso de Giustozzi a las filas del FpV?

-Cuando Giustozzi se fue al FR, nosotros nos mantuvimos dentro del FpV, armamos una lista de unidad y, en el 2013, obtuvimos el 33% de los votos en una situación compleja. A partir de ahí seguimos construyendo con todos los compañeros del FpV una propuesta electoral 

y, sobre todo, una propuesta de gobierno para presentarnos en las próximas elecciones. Entendemos y aceptamos a aquellos compañeros que reconocieron el error 

de haberse ido del FpV y quieren volver. Tendrán que presentarse a las PASO, y el FpV va a armar una lista de unidad con todo el sector que mantuvo las convicciones en el 2013.

-¿Cómo repercutió en la campaña?

-Repercute positivamente, porque vamos a debatir en las PASO dos modelos de ciudad: el que nosotros planteamos, con un Estado municipal presente, que escucha a los vecinos y que se preocupa por la realidad de lo que pasa en cada uno de los barrios de Almirante Brown, y el modelo que empezó a trabajar 50 días antes de las elecciones. 

-¿Lo sorprendió que el FpV le haya 

abierto la puerta?

-Entendemos que hayan querido volver, te-niendo en cuenta que tomaron un camino equivocado y se encontraron ante la situación de estar en un espacio político que tiende a desaparecer. Eso sí: aquellos que vuelven tienen que competir con aquellos que estuvimos y no nos movimos nunca del FpV. 

Ariel Sujarchuk (Escobar):

-¿Cómo tomó el regreso de Guzmán?

-El fue el primero, pero no el único. Yo creo que es una buena noticia, porque lo importante es fortalecer el proyecto nacional. Creo que abre una buena discusión en torno a quiénes son los que van a representar o no a partir del 2015 el proyecto que conduce Cristina. 

-¿A qué atribuye el regreso ?

-A la fortaleza del Gobierno nacional. Todos entienden, saben que éste es el mejor proyecto; no sólo porque conduce la Argentina, sino porque la va a conducir en 2015.

-¿Esto modifica o repercute en su estructura de campaña?

-No me modifica en nada, para eso están las PASO.

-¿Qué le gustaría resaltar de usted para que los escobarenses lo elijan?

-Nosotros tenemos honestidad, capacidad, trabajo. Tenemos las condiciones polítcas, técnicas y la voluntad de llevar el crecimiento de Argentina a Escobar. 

Gustavo Menéndez (Merlo):

-¿Cómo tomó el regreso de Othacehé?

-Lo tomamos como un proceso lógico de la desintegración del proyecto nacional que lidera Sergio Massa. Los intendentes que volvieron buscan no perder las elecciones, ante la necesidad impostergable, como en el caso de Othacehé, de seguir aferrándose al poder. Sabemos que enfrentamos a una forma muy particular de gobernar que tiene Othacehé, más similar a una dictadura que a un gobierno democrático. El hecho de haber perdido las últimas elecciones generó en el pueblo de Merlo una gran expectativa respecto a un fin de un ciclo, 

y con esa responsabilidad lo tomamos quienes representamos a la oposición. 

-¿Lo sorprendió su regreso?

-No, porque se desintegró el espacio que él había elegido para traicionar al FpV; y también se ha desintegrado el liderazgo que en algún momento de la historia merlense ha tenido. El necesita jugar con el caballo del comisario para tener alguna chance, si no le va a pasar lo que le pasó en la última elección. 

-La oposición que menciona está en el FpV y se cruzarán en las PASO.

-Hemos conformado no solamente un frente electoral amplio, que incluye a Kolina, Nuevo Encuentro, Proyecto Nacio-nal, Descamisados, todos encolumnados detrás de Grande Merlo, que es el espacio que nos acampa, sino que pretendemos ser una alternativa de gobierno. Nos he-mos unido detrás de un gran objetivo común, que para nosotros es una gesta emancipadora. Estamos manteniendo encuentros con la intención de ir juntos en algo que es estratégico, que tiene que ver con una gesta emancipadora de los merlenses para terminar de una vez con una etapa muy oscura. 

"Tana" Di Palma (Arrecifes)

-¿Qué opina del retorno del intendente Bolinaga al FpV?

-En realidad, por la forma de manejarse, no me sorprende 

la decisión de Bolinaga, ya que su futuro político siempre es la prioridad. El ha dicho barbaridades del gobierno provincial y nacional.

-¿Va a ser candidata?

-Lo estoy pensando. El Gobernador me lo volvió a pedir el martes. Lo que quiero es armar un muy buen equipo de gente; el regreso de Bolinaga no influye en mi decisión. Yo fui funcionaria del intendente, estuve en Acción Social. Cuando Bolinaga se fue al massismo, yo me quedé en el FpV. Queremos generar un cambio en la ciudad. Arrecifes no tiene planificación, como otras ciudades del corredor de la ruta 9. 

-¿Quiénes compiten en las PASO ?

-Por el momento, el sciolista Walter Miguel; Daniel Targise por el randazzismo, y ahora el intendente. Asimismo, las encuestas, propias y ajenas, me están dando primera en intención de voto. No me preocupa ir a internas con Bolinaga.

Alejandro Phatouros (San Martín):

-¿Cómo tomó el retorno de Katopodis?

-Era algo que sabíamos en San Martín, por algunas cuestiones que empezaron a verse en el municipio; tanto por el cambio de los colores como por lo que pintaban en la calle quería despegarse de la figura de Massa. 

-¿Desde cuándo?

-Hace dos meses.

-¿Por qué volvió Katopodis?

-Es una cuestión totalmente oportunista. No tiene que ver con ideales o con la pertenencia a un proyecto político, quiere mantener su cargo en el municipio. Ha sido muy crítico de Cristina, de Scioli y sus ministros; ha dicho que “gracias a Massa y a él, Cristina no tenía la reelección”. Tendrá que explicar a la gente. Entiendo la estrategia del Gobierno nacional de que todos los intendentes massistas vengan, sacar de la cancha a Massa, porque nos permite ganar en primera vuelta.

-¿Hay otros candidatos del FpV?

-Hay una serie de precandidatos, pero las encuestas me muestran que soy el que está más identificado con Daniel Scioli. Creo que soy el que reúne las condiciones que de-be tener una candidato para enfrentar un aparato municipal. Nuestra idea es que haya una sola lista, una síntesis, y creo que tenemos muchas posibilidades de ganar las PASO. Katopodis, en algún momento quería ir con una especie de colectora, pero eso no es posible. Cuando él asumió en el 2011, lo hizo con la lista del Frente Social Bonaerense, la lista de Randazzo, y eso permitió que no participara en las internas del FpV. Ahora quería recrear una situación similar, pero hay un compromiso del FpV 

de que estas listas colectoras no existan más.

José Molina (Pilar): 

-¿Cómo tomó el regreso de Zúccaro?

-Nosotros queremos que gane el FpV, por eso no hay ningún inconveniente con que venga. En mayo yo había planteado, ante tanto rumor, que venga a las PASO, 

y ahora estamos dispuestos a medirnos con él.

-Se especuló con que se podía bajar su candidatura.

-No, él pidió que baje mi candidatura, fue una condición para volver, pero el espacio le dijo que no. Nosotros estamos preparados para enfrentar las PASO, en un año y cuatro meses hemos caminado todo el distrito.

-¿Lo sorprendió que el FpV le abriera las puertas?

-No, no me sorprendió porque acá hay proyecto, y quienes quieran venir a agran-dar en algo al proyecto, bienvenidos sean. 

-¿Apoyaría a Zúccaro si él superara las PASO?

-Vamos a acompañar a Scioli. Votaremos lista completa, somos orgánicos, somos peronistas y sabemos cómo trabajar; pero estaremos lo más lejos posible. 

José Hueso (Olavarría):

El retorno del intendente José Eseverri al Frente para la Victoria puso en jaque una interna que estaba peleada de antemano. Ante esta situación, los dos postulantes mejor posicionados del kirchnerismo se encuentran negociando una lista de unidad para enfrentar al jefe comunal. Por un lado, aparece el sciolista José González Hueso, subadministrador del Instituto de la Vivienda bonaerense, quien señaló: “La pelea que pensábamos dar en octubre la vamos a dar en agosto, tenemos una oportunidad histórica para ganarle al eseverrismo”. Agregó: “Junto 

al resto de los compañeros del FpV estamos trabajando en ese sentido; el intendente es un especulador que está tratando de salvar su proyecto personal del 

fracaso que significó volver del massismo”. 

Por otro lado está el randazzista Gonzalo Bagú, quien, en diálgo con La Tecla, aseveró: “No me sorprendió porque estaba enterado antes de que se hiciera público. Además, si observamos el comportamiento de José Eseverri en 

los últimos diez o doce años vemos que siempre se ha comportado de la misma manera”. Y explicó: “No tiene que ver con la convicción, sino que es una cuenta de utilidad. Si Massa midiera 30 puntos para Presidente, Eseverri no volvería. 

No creo que su límite es Macri, porque finalmente Masa y Macri no llegaron a 

un acuerdo”. Con relación a la estrategia para vencer al intendente, Bagú expresó: “Con el resto de los compañeros del FpV estamos intentando unificar la lista. Somos demasiados precandidatos, y por eso 

aspiramos a llegar a una síntesis a fin de disputar las PASO contra el eseverrismo. Yo en lo personal aspiro a encabezar esa lista”.

¿Con qué se encontraron los massistas que se fueron al PRO?

No todos los intendentes que abandonaron el Frente Renovador se fueron al Frente para la Victo-ria. Algunos de ellos negociaron sus pases al frente PRO-UCR. 

Tal es el caso de Gustavo Posse, quien aterrizó, sin mucho vuelo, en el macrismo, con el apoyo de Ernesto Sanz. Previamente, el intendente de San Isidro buscó postularse para la gobernación de la provincia de Buenos Aires desde el massismo, y luego desde el PRO, donde le cerraron la puerta. Finalmente bajó su postulación a la intendencia, donde al parecer tampoco tiene las cosas tan fáciles. Mauricio Macri, hasta el mo-mento, tiene a su precandidato. Se trata de Guillermo Montenegro, el ministro de Justicia y Seguridad porteño. 

Otro que buscó refugio en el PRO es el intendente possista de Pringles, Carlos Oreste. Aquí, el alcalde tampoco la tiene fácil, ya que el PRO postula al empresario local Juan José Olasagastia, con buena llegada en la comunidad 

y apadrinado por el diputado 

provincial y armador de la sec-

cional Héctor Gay. Finalmente, quien está jugando fuerte en el Pro Peronismo bonaerense es Jesús Cariglino intendente de Malvinas Argentinas. Si bien, por el mo-mento, el alcalde sostiene su aspiración provincial, todo 

indica que podría ir por su sexto mandato. En ese caso, el malvinense no tendría competencia 

en el PRO, ya que los referentes amarillos que coquetearon no se 

lanzaron.

Coment� la nota