Ingresos Brutos, Sellos e Inmobiliario: cómo afectarían a Córdoba

Ingresos Brutos, Sellos e Inmobiliario: cómo afectarían a Córdoba

La Nación propone cambios en tributos provinciales. Cómo quedaría la carga impositiva local.

El consenso fiscal que Mauricio Macri busca firmar con los gobernadores tiene, como tema más álgido, la reducción de impuestos provinciales. Este compromiso implicaría una pérdida de recursos locales que, si no son compensados, complicarán las cuentas,

Ingresos Brutos, que aporta entre un 70 y un 75 por ciento de los recursos propios de las provincias, está en el centro de las críticas por ser uno de los más distorsivos. Pero no es el único que se quiere cambiar: en la fila están Inmobiliario y Sellos.

¿Cómo está Córdoba respecto a las metas que plantea la Nación?

En Ingresos Brutos, la propuesta macrista apunta a eliminar sobrealícuotas para empresas que no están radicadas en la provincia. Córdoba y Buenos Aires ya lo anunciaron para 2018, Capital Federal lo hará en forma gradual y Santa Fe lo analiza. Para Córdoba, son 1.800 millones de pesos menos de recaudación.

La Nación planteó un cuadro con alícuotas tope para los próximos cinco años. En algunas actividades con reducciones graduales y otras no. Córdoba tiene algunas actividades más alejadas que otras de las metas. En agro, la provincia tiene, en 2017, una alícuota general de uno por ciento, y en industria, del 0,5 por ciento. En ambos casos, es menor a la propuesta para 2018, pero hay que eliminarla en 2020.

También quedan por encima las alícuotas de construcción, transporte y comunicaciones. Además, en el sector financiero, Córdoba redujo la tasa para el crédito hipotecario de vivienda propia de ocho a 1,5 y la Nación quiere eliminarlo.

En el resto de los sectores, la provincia tiene tasas alineadas, aunque aquí hay un fondo específico que, de hecho, es una sobretasa

En cuanto al Inmobiliario, la iniciativa de la Nación prevé que la valuación fiscal de los inmuebles sea fijada por un organismo federal. Las provincias deberían aportar los catastros y acordar con municipios un criterio similar.

Se establecen alícuotas máximas para el impuesto, del 1,5 por ciento del valor fiscal. En el Urbano, Córdoba hoy aplica varias escalas, que llegan a un máximo de 1,682 por ciento sobre el excedente en inmuebles de más valor.

En este punto, el cambio de alícuota no sería tan complicado ya que la Provincia utiliza una combinación entre alícuotas y suba de la base imponible para aumentar el monto final que pagan los contribuyentes tanto en el Urbano como en el Rural. Si suben las valuaciones se podría compensar la baja de la tasa.

El de Sellos es un tributo del que se habla poco, pero ha venido creciendo sin pausa en la última década. En Córdoba, durante 2017, su aporte supera el 10 por ciento de la recaudación propia.

La intención de la Nación es congelarlo para la venta de inmuebles y automotores (y transacciones relacionadas) y directamente eliminarlo para todo el resto de las operaciones.

Este tema no es menor. Hoy se cobra el 1,5 por ciento en la venta de inmuebles y de automotores en general (en este caso, con alícuotas diferenciadas para concesionarias registradas). Por ejemplo, los gastos mensuales con tarjeta de crédito están gravados con el 1,5 por ciento. Pero hay tasas que llegan hasta el 1,8 por mil.

Comentá la nota