Un hospital de mascotas le asegura la ampliación presupuestaria a Macri

El bloque del PRO estuvo penando hasta último momento para asegurar los votos para sacar en la sesión del jueves el proyecto enviado por el jefe de gobierno. Debió ceder a un pedido del aliado Amoroso, que quiere construir una clínica para perros y gatos en el Zoo. El pedido de intervención a Ritondo para encauzar las negociaciones.
El macrismo ya tiene garantizado el quórum que le permitirá sesionar el jueves en la Legislatura porteña para tratar el proyecto de una ampliación presupuestaria 3000 millones que envió Mauricio Macri hace menos de un mes.

Lo que le costó como pocas veces al bloque del PRO es el proceso para reunir las voluntades para llegar a la sesión sin temor a imprevistos.

Como explicó este medio, para destrabar las negociaciones el macrismo postergó para agosto el bono para la emisión de un bono de 220 millones de pesos para pagar indemnizaciones a los camioneros que recolectan la basura.

Sin embargo, pese a esa concesión, la oposición se mostró reacia al intento del macrismo de endeudarse para hacer obras viales, como la ampliación del Metrobús y las bicisendas. Casi todos los bloques de la oposición adelantaron que no votarán el endeudamiento. Incluso firmaron un despacho de minoría el viernes pasado en la Comisión de Presupuesto.

Para aprobar todo eso el PRO no necesita llegar a los 31 votos sino que avanzará sólo con la mayoría simple, es decir, juntando más votos positivos que negativos. Eso lo obtendrá sentando a sus 26 legisladores y a sus aliados y con las abstenciones de algunos de los legisladores de la oposición.

Sin embargo, hasta esta mañana el bloque macrista no tenía asegurado el apoyo de uno de sus tres aliados. El denarvaísta Daniel Amoroso endureció su postura y además de pedir cambios en el proyecto, exigió que el PRO garantizara la sanción de un proyecto de ley de su autoría.

Una de las reuniones que el PRO debió apurar durante la jornada de hoy fue clave para asegurar el apoyo de Amoroso. Esta mañana, Cristian Ritondo y Rogelio Frigerio lo recibieron y llegaron a un acuerdo.

Amoroso se sentará a sesionar y votará la ampliación presupuestaria, al menos en lo referido a la suma para sostener el pago de subas salariales que se acordaron este año con los trabajadores municipales y los docentes. A cambio, el PRO avalará el proyecto del legislador denarvaísta que contempla la construcción de un hospital para mascotas.

El proyecto de Amoroso establece la construcción de un espacio no menor a 50 metros cuadrados en el ámbito del Zoológico de Buenos Aires que funcione las 24 horas del día y contemple el tratamiento, seguimiento y vacunación de perros y gatos.

Cambio de timonel

Macri quería que la ampliación saliera por obra de Rogelio Frigerio y Fernando De Andreis, sus elegidos para presidir la Comisión de Presupuesto y el bloque del PRO, respectivamente.

Pero la negociación se complicó y acaso revelando un apremio financiero del gobierno porteño, desde el Ejecutivo le expresaron al bloque que era fundamental no demorarse ni siquiera un mes con esta iniciativa.

El jefe de gobierno debió llamar personalmente a Ritondo para que apagara el incendio. Y el vicepresidente primero tomó la iniciativa de las negociaciones con la oposición.

Comentá la nota