El hilo se corta por lo más delgado

El hilo se corta por lo más delgado

El ex gobernador coincidió en la urgencia de construir una nueva mayoría que frene el avance del neoliberalismo. "No son momentos para la fragmentación, sino para luchar", remarcó.

El presidente de la Cámara de Diputados Antonio Bonfatti advirtió ayer sobre el estrago de estos dos años de Mauricio Macri. "Vivimos momentos muy terribles en el país", dijo el ex gobernador. Y alertó que las reformas previsional, laboral y tributaria que Cambiemos quiere sancionar en el Congreso tendrán consecuencias "tremendas" en la Argentina.

"Lamentablemente, a esta película ya la vimos", el "hilo se corta por lo más delgado" y "los que van a pagar el pato de la boda" del modelo neoliberal "son los trabajadores y los jubilados, con mayor desocupación y más pobreza". Bonfatti coincidió en la urgencia de construir una nueva mayoría que frene el avance del neoliberalismo. "Tenemos que aunar fuerzas. No son momentos para la fragmentación, sino para la organización, para hacerse escuchar y ¿por qué no? luchar, porque lo que está en juego es el presente y el futuro de muchas generaciones".

Bonfatti fijó su posición política en una audiencia pública en la Legislatura que denunció las tres reformas que propone Macri. El debate convocó al arco político, sindical y empresario de la provincia y gran parte de la sociedad civil por iniciativa de los diputados Leandro Busatto y Luis Rubeo.

"La Argentina vive situaciones dramáticas", sostuvo Busatto porque el plan de Macri es atacar el "ordenamiento jurídico e institucional" de la Argentina para reformatear la "realidad social, política y económica". Estamos ante "la afectación inminente de los derechos de gran parte del pueblo", agregó. Rubeo coincidió.  

El primer expositor y presidente electo del Colegio de Abogados de Rosario, Juan Carlos Martorana, expresó que la reforma laboral "es la partida de defunción del derecho del trabajo y de la seguridad social". "La CGT dijo que este proyecto no toca la ley de Contrato de Trabajo. No la toca porque la destruye". Y reveló que el "el régimen de blanqueo laboral" que propone el proyecto es un "engaño" porque perdona y deja impune el "trabajo en negro". El segundo expositor fue el concejal de Rosario, Roberto Sukerman, quien coincidió en la necesidad de "trabajar unidos para frenar estas reformas. ¡Este el momento, no lo dejemos pasar!".

"Vivimos momentos muy terribles en el país", dijo Bonfatti. Y recordó cómo Macri provocó el agujero fiscal que hoy pretende cubrir con la plata de los jubilados. En su primera semana de gobierno, "le quitó las retenciones a las mineras por 3.500 millones de dólares. Hice las cuentas: son 63.000 millones de pesos que les perdonó a multinacionales que se vienen a llevar nuestras riquezas". "Esta es la Argentina en la que vivimos: pretendió nombrar jueces de la Corte Suprema por decreto". Metió un "tarifazo gigantesco de un día para otro que soportamos todos los argentinos. ¿Y cuántas cosas más podríamos decir".

"Lamentablemente, esta película ya la vivimos. Es una película en la que el hilo se corta por lo más delgados. Los que van a pagar el pato de la boda son los trabajadores y los jubilados, con mayor desocupación y más pobreza. Ya estamos en el 31,4 por ciento de pobreza, según el informe de la Universidad Católica. Son 13 millones de argentinos en la pobreza y 2 millones 800 mil en la indigencia. Esta es la Argentina que nos deja el modelo" neoliberal, agregó.

En otro pasaje, Bonfatti criticó que Cambiemos firmara el dictamen de las reformas  previsional y tributaria ‑para ser tratados hoy en una sesión especial‑ "sin escuchar a los legisladores presentes. Es ignorar lo que otros pueden decir o aportar". Y anunció que la reforma tributaria "va a doler" en la provincia. Porque "pretenden cobrarle impuesto a las ganancias a cooperativas y mutuales", gravar con "el 17 por ciento a las cervezas, y eso nos vas a tocar en Santa Fe" y "poner impuestos a la caña de azúcar", una industria de la que dependen 400 productores cañeros y 600 trabajadores de los ingenios, en el norte. 

En dos años, Macri "aumentó" la deuda externa "en 131 mil millones de dólares" y "la fuga de plata que no es la nuestra". "Los grupos concentrados ya se llevaron fuera del país 18 mil millones de dólares".   "Esto es lo que tenemos que discutir y aunar fuerzas. No son momentos para la fragmentación", sino" para la organización, para hacerse escuchar y ¿por qué no? para luchar. Porque lo que está en juego es el presente y el futuro de muchas generaciones", concluyó.

Coment� la nota