Grobocopatel, Aluar y Durax suman nuevos proyectos productivos

Desembolsos por $240 millones

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró ayer dos nuevos proyectos productivos que suman inversiones por casi de $200 millones. Se trata de una fábrica de pastas del grupo Los Grobo en Chivilcoy y la modernización de la planta de laminación de Aluar en La Plata.

Además, la mandataria se comunicó con la Cooperativa de Trabajo Cristal Avellaneda –fabricante de las vajillas Durax– que proyecta un desembolso de $40 millones para construir un nuevo horno para producir frascos y botellas. Asimismo, se contactó con la provincia de Entre Ríos, donde se reabrió un frigorífico que había cerrado en el 2010.

En el caso de la compañía del empresario Gustavo Grobocopatel el proyecto –que demandó $90 millones– generará 100 puestos de trabajo y prevé alcanzar una producción de más de 27.000 toneladas de harina por año, de las que el 40% será destinado a la exportación.

Además, en videoconferencia desde Abasto, La Plata, la ministra de Industria, Débora Giorgi, inauguró la modernización de la planta de laminación de la firma Aluar, que requirió una inversión por $108 millones e incluyó la incorporación de tecnología para la mejora competitiva de esa planta (tres laminadores en frío y sus equipos auxiliares). El proyecto permitirá que la empresa incremente un 20% su capacidad de producción de laminados, pasando de las actuales 19.800 a 23.760 toneladas al año.

A su vez, la Presidenta se comunicó con la Cooperativa de Trabajo Cristal Avellaneda (ex Cristalux), recuperada por los trabajadores y fabricante de las vajillas Durax y otros productos de vidrio. La cooperativa proyecta realizar una inversión de $40 millones para construir un nuevo horno para producir frascos y botellas, que permitirá incorporar 120 nuevos trabajadores.

Comentá la nota