Gils Carbó presentó un escrito por la compra de un edificio de la Procuración

Gils Carbó presentó un escrito por la compra de un edificio de la Procuración

La procuradora general de la Nación descartó un perjuicio para el fisco en la compra del edificio donde funciona el organismo. 

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentó este lunes ante la Justicia un escrito en el que descartó un perjuicio para el erario público en la compra del edificio donde funciona el organismo.

 La funcionaria aclaró que se investiga si pudo haber existido "un eventual uso indebido de información privilegiada para ostentar una aparente influencia", que pudo haber generado "un beneficio personal en desmedro de la transparencia de la administración del organismo" a uno de sus colaboradores, que fue suspendido en sus funciones.

En un escrito presentado ante el fiscal Eduardo Taiano por el abogado de Gils Carbó, Alejandro Rúa, se describieron las medidas que adoptó desde que "se anotició por información periodística de la presunta existencia de irregularidades en la adquisición del inmueble de la calle Perón".

"Esta Procuración tomó todas las medidas a su alcance para un pronto y eficaz esclarecimiento de los hechos", dice la presentación.

En ese sentido, se destacó que "las instancias de control y el riguroso cumplimiento de los pasos administrativo impidieron todo perjuicio patrimonial al erario público".

"Las investigaciones en curso demostrarán si un eventual uso indebido de información privilegiada para ostentar una aparente influencia generó un beneficio personal en desmedro de la transparencia de la administración del organismo", dice el escrito.

Gil Carbó resaltó una publicación en una página web que dice que "la verosimilitud de algunos aspectos de la información periodística pudo ser verificada en pocas horas mediante un informe solicitado de manera urgente por la procuradora a la Dirección Disciplinaria".

De acuerdo a esa documentación se estableció que Guillermo Bellingi, quien se desempeña con un cargo jerárquico en la Procuración, "había tenido participación en el proceso administrativo que culminó con la adquisición del inmueble de la calle Perón".

Además, "resultaba altamente probable un vínculo familiar con Juan Carlos Thill", supuesto medio hermano de Bellingi, y quien cobró una millonaria comisión pagada por la inmobiliaria por la concreción de la operación.

"La procuradora dispuso la suspensión preventiva de Bellingi y el inicio de un sumario administrativo orientado a dilucidar la responsabilidad del nombrado y a estudiar integralmente ese proceso licitatorio a fin de determinar cualquier responsabilidad que por esos hechos pudiera corresponder", dice el escrito.

Comentá la nota