Hay gente que se propone tender puentes con la gobernadora

Hay gente que se propone tender puentes con la gobernadora

En la UCR se advierte que existe preocupación respecto a las relaciones -inexistentes hoy-, entre el intendente y la gobernadora de la provincia. La demostración de María Eugenia Vidal el día de la reanudación del servicio ferroviario fue contundente y algunos la analizan como respuesta a la bravata de Carlos Fernando Arroyo “me voy a poner al frente de la campaña” y la otra “yo le gané la elección a Baragiola”.

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

Los seguidores de Cambiemos ruegan por el éxito de un encuentro de este tipo habida cuenta del deterioro -hay quienes lo consideran irreversible- de la figura del jefe comunal y la anomia de su gestión. Su imagen caprichosamente inflada por el electorado marplatense, que hoy está pagando esa veleidad, cayó a menos del 20 por ciento y la intención de voto es sostenida a pura labor y energía por Vilma Baragiola. Y es sabido que por decisión propia y del mismo presidente Macri y de sus asesores, Vidal debe encabezar y comandar la campaña, no se puede dejar, así nomás, al frente a un hombre que desde hace muchos meses viene en caída libre.

Mar del Plata, hay que decirlo, una vez más, es una de las comunas más grandes ganada por el oficialismo en todo el país. Al parecer Arroyo que, como se dijo en La Plata en ocasión del conflicto por la boleta y donde fue rebajado en sus pretensiones, no puede venir a pedir el dinero para los sueldos todos los meses y fondos diversos hasta para lo elemental y luego actuar como si fuera el estadista del siglo ni atender recomendaciones, sin atenerse a un marco político en que está insertado y al que se debe escuchar y responder con acciones concretas.

Hay radicales que comienzan a temer las consecuencias futuras -2019- que puede tener para la UCR el mirar, criticar y dejar que las aguas cada vez más agotadas sigan corriendo por cauces demasiado tortuosos. “Le faltan casi dos años y medio”, razonó, en estos días un grupo partidario de relevancia y en una mesa de café. Porque el plenario del comité previsto para estos días quedó levantado, simplemente, porque nadie quiso acordarse. Si bien Tato Serebrinsky bajó la acidez de su crítica y el gurka Mario Rodríguez anda en otros menesteres como socorrer y asistir al pollo que ubicó como tesorero y mayor contribuyente y hoy está, por su desempeño en la AFIP, cercado por la Justicia, la preocupación por el descalabro municipal y sus consecuencias políticas futuras está presente.

Tal vez en las próximas horas si el duro, como él se presume, intendente razona bien, se abra el camino y haya diálogos tendientes a lograr alguna conversación y una nueva relación con el poder central. Ojalá esto sea así, los marplatenses tan postergados hasta en los reclamos por las más mínimas y cotidianas soluciones, lo esperan.

Claro, que María Eugenia también exige cumplimientos, ya mostró que el protocolo lo maneja ella y por más intendente que sea, ahora ni en fotos lo quiere al lado, porque como decía el viejo general que fue tres veces presidente de la Argentina, “las elecciones son lo más pragmático que tiene la democracia y terminás valiendo lo que cotizás en votos” y Arroyo y su entorno, está a la vista, dilapidaron fortunas en pocos meses.

Se perfila nuevo equipo

Tal vez sea exagerado hablar de “nuevo equipo” en la UCR, pero comienza a notarse que el diputado Maxi Abad está adquiriendo protagonismo partidario en el plano local, como ya lo tenía en el provincial. Su relación con la gobernadora se ha aceitado notablemente a partir de su designación en la mesa de Cambiemos como integrante del trío radical. Su puesto como diputado provincial y virtual delegado de Ernesto Sanz le dio conexión privilegiada con Manuel Mosca, presidente de la Cámara de Diputados de la provincia.

Además el gobierno de Vidal tomó nota de la urgencia con que se debe tratar la situación de Mar del Plata a partir de la reunión “por la lista” de candidatos marplatenses. Allí se dijo con mucho sigilo que habían tratado con un auténtico “dúo pardepe” enviado por Arroyo. No casualmente comenzó a advertirse que, superando viejas y a veces insignificantes discordias, Abad, Nico Maiorano, Vilma Baragiola y a lo mejor también, pero en funciones de nexo serviciales y de logística, Tato Serebrinsky tiren para el mismo lado.

Una de las primeras tareas: un nuevo esfuerzo supremo para que la gestión municipal se encuadre en un proyecto que no se agote por las incongruencias del gobierno de Arroyo y de su elenco. Un paso concreto y no meramente coyuntural es que Abad estará a cargo de la campaña electoral. Otro fue la tajante afirmación de Mosca: “Baragiola, Bagnato y Fiorini son, claramente, las espadas de la gobernadora en estas elecciones”. En estos próximos días, habrá reuniones de los cuatro ubicados en el calendario radical, en La Plata, con diversas áreas del gobierno provincial.

Y en otro orden podría amistosamente conversar con el senador provincial y próximo diputado nacional Carlos Fernández para que lo baje del potro loco en que anda montado Mario Rodríguez.

Los que sembraron vientos

Están recogiendo tempestades y se asegura que las primeras ráfagas se harán sentir el 13 de agosto. La profundidad de la afrenta a militantes, referentes, dirigentes y aspirantes a posiciones no fue tan sorda y subterránea como en otras ocasiones. El peronismo de Mar del Plata sabe en profundidad de los rosqueos y la posterior negativa a reconocer listas, se conoce en esta ciudad desde 1973.

Luego Juan Garivoto fue un maestro al que, evidentemente no puede envidiar Fernanda Raverta, según lo ha demostrado con los mismos juegos que implementó para eliminar cinco listas en el espacio peronista-kirchnerista.

Pero los tiempos han cambiado y hoy no hace falta grandes escándalos para enfrentar a los pisoteadores de derechos. Las redes sociales están al alcance de todo el mundo y son ventanas a través de la cuales se ventilan los ambientes más sórdidos como este en el que la diputada nacional Fernanda Raverta, algunos popes de la Cámpora y ambiciosos que corren detrás de reelecciones, quisieron cerrar impunemente el amplio espacio del campo popular y nacional, relegando a la mayoría de los que, previamente, habían llamado a participar, para concretar la unidad amplia pedida por Cristina.

Diversos medios periodísticos locales y nacionales han salido a hablar del tema y afiliados, referentes y candidatos prohibidos salieron a decir lo suyo con ampliada sonoridad.

Carlos Cheppi lo expresó bien directo: “A mí Marcos Gutiérrez no me representa y no hubo lista de unidad”. Horacio Tettamanti se manifestó con similar dureza y afirmó que “Raverta implantó lista única como María E. Vidal”.

Edgardo Díaz del radicalismo Forja también reaccionó enjuiciando y Eduardo Niella con categoría y dialéctica impecable también calificó esto que sucedió.

Y desde diversos sectores se sigue amenazando con “la venganza de las tijeras” que en muchos momentos de la vieja política, “no de ésta que es la nueva y reivindica derechos”, causó desastres en elecciones del peronismo.

Una lista se salvó

Al cruel “operativo Atila” que comandó Raverta asolando el campo peronista-kichnerista, se le escapó una víctima que apeló a la consideración que se le debe a los cooperativistas y al peso de caracterizados abogados militantes.

En pleno domingo y dos semanas después de vencidos todos los plazos la cuestión judicializada por Aldo Albarracín y los integrantes de la comisión nacional de cooperativas logró reivindicar su derecho a participar en las PASO.

Una alegría que se sumó a la que experimentaban en esas mismas horas los pisoteados por el “operativo Atila” que leían la encuesta que es la comidilla de los cenáculos políticos. La licenciada Cornejo de la Universidad Nacional de Mar del Plata consultó a mil personas sobre sus respectivos votos locales. A lo ya conocido respecto a la marcha a la cabeza de las preferencias a Vilma Baragiola, se sumó el dato que animó el rencoroso brindis de muchísimos peronistas y kirchneristas y asociados, los siete puntos de Marcos Gutiérrez, cabeza de la nómina patrocinada por Raverta, ubicado en cuarto lugar y alguna que le muerde los talones.

Cabe apuntar que detrás de Vilma se encuentra otra lista que eludió la proscripción, pero sigue en la fila, Marcelo Artime y después Ariel Ciano.

En campos de Florencio Randazzo también se filtró la Justicia para desautorizar la proscripción de Mario Ishii y, consecuentemente podrá participar la lista que encabeza Néstor Nardone, secretario general del Sindicato de Guardavidas y en la que opera, tras una nominación Juan José Stéfani. En rigor anoche, a las 22, los marplatenses lidiaban para concluir los trámites legales antes de las 24 y sellar la habilitación.

Para concluir con este tema hay que destacar que el Frente Renovador, por decisión de Sergio Massa y de Margarita Stolbizer tendrá una sola lista local, a partir de la ubicación en cuarto puesto de la esposa de Pablo Farías y Cristian Azcona queda al margen, porque tercero va un candidato propuesto por Facundo Moyano.

Los otros temas

Acción Marplatense tiene motivos para inquietarse por cuestiones internas como la perspectiva de tener que enfrentar una contienda electoral dentro de la familia partidaria, a través de la decisión judicial que autoriza la participación de Juan Rey como candidato postulado por el sector de Santiago Bonifatti, para enfrentar a Marcelo Artime propuesto por la corriente histórica que lidera su fundador Gustavo Pulti.

Al par de la campaña preelectoral en la que Artime y su equipo no dejan pasar un día sin actos, encuentros y visitas de campaña, los preparativos para la reanudación de la actividad de la orquesta infanto juvenil en la sede de la Fundación de Acción Marplatense en La Rioja entre Luro y 25 de Mayo. A partir del 31 de este mes esta formación, orgullo de la ciudad y de la gestión de Pulti, desactivada por Arroyo, volverá a los ensayos y estudios en la sede de la Fundación.

También Manino

Otro de los políticos que combina lo específicamente político partidario y se guarda el tiempo propicio para enfrentar temas candentes de la comunidad es el diputado provincial Rodolfo “Manino” Iriart. Se cumplió en estos días los 5 años de la misteriosa desaparición del arquitecto Fernando Larios, producida en Mar del Plata y el diputado sciolista haciendo suya la angustia de la madre y de la hermana de Lario propone la creación, a través de una ley de un organismo oficial que se ocupe específicamente de este tipo de cuestiones, la Agencia Provincial de Búsqueda de Personas Desaparecidas. A través de diversas charlas y encuentros anduvo interesando a la comunidad para que movilice por temas como éste. Significativo es que el presidente de la Cámara baja de la Legislatura, Manuel Mosca ya expresó su apoyo a esta iniciativa.

Por otra parte Iriart enfatiza que no abandona en ningún momento su militancia partidaria personal y en la conducción de la agrupación que acompaña a Daniel Scioli y a Cristina.

Coment� la nota