Fernanda Raverta

Biografía:

Hija del exmontonero y empresario Mario Montoto y María Inés Raverta, desaparecida en 1980, María Fernanda nació el 25 de noviembre de 1976.

Casada y con dos hijas, Fernanda estudió en la Universidad de Mar del Plata y es Licenciada en Servicio Social. Además de desempeñarse como Jefa de una de las delegaciones de la Anses, es presidenta de la Asociación Civil Sol de Mayo, una ONG que creó en 2007, integrada por jóvenes técnicos y profesionales cuya finalidad es desarrollar programas de capacitación de las áreas de Economía Social, Educación, Derechos Humanos, Deportes y Acción Social.

Raverta milita en La Cámpora y ocupó el tercer lugar en la lista de Diputados provinciales por la quinta sección del Frente para la Victoria.

En 2015 fue electo Diputada Nacional por el Frente Para la Victoria representando a la provincia de Buenos Aires.

Últimas Noticias de Fernanda Raverta (Total : 676 Notas )

El socialismo, con nuevos aliados, volvió a ganar el gobierno de la UNMdP

El socialismo, con nuevos aliados, volvió a ganar el gobierno de la UNMdP

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

Esta vez el socialismo, en especial el heredero del casi desaparecido Socialismo Popular, no fue acompañado por el radicalismo que, tal vez enfurecido por la cercanía del rector que cesa Francisco Morea -y también del propio Alfredo Lazzeretti- al partido Acción Marplatense que lidera Gustavo Pulti, optó por recurrir a la sociedad de Diego Rodríguez, de escaso registro político, y el peronista Juan Garamendi.

TOP TEN 10

TOP TEN 10

1) ANTONIO GILARDI (Conejo Negro al acecho) Está al acecho: quiere darle a su mandante que le llenó los bolsillos y les dio lugar en la planta municipal a su familia, a sus queridas, etc., una satisfacción; aunque más no sea un parito de unas horas. Sólo logró hacer bardo menor. Conejo Negro mayor, resultado menor.

Tras los problemas de polleras y sin careta, Scioli de campaña en Mar del Plata

Tras los problemas de polleras y sin careta, Scioli de campaña en Mar del Plata

Para algunos fue uno de los peores gobernadores de la historia argentina, para otros dejó de ser un aliado y se convirtió en una “piedra”, el clásico piantavotos al que nadie quiere saludar y encima lo esquivan para la foto. Los 12 años de kirchnerismo sumado a su inoperancia y desidia para manejar la provincia de Buenos Aires lo dejaron expuesto, pero como si fuera poco le otorgaron un premio consuelo: ser parte de la lista de Unidad Ciudadana, el reciclado K, o lo que quedó del Frente para la Victoria.

60 días para definir estrategias: consolidar, sumar o evitar el derrumbe

60 días para definir estrategias: consolidar, sumar o evitar el derrumbe

Atrás quedaron las Paso y el análisis de los resultados. Hoy, las seis fuerzas que superaron el piso de 1,5% de votos válidos que la ley exige para poder competir en las elecciones generales saben que tienen 60 días para diseñar la estrategia que les permita consolidar los votos obtenidos y captar los de aquellos que eligieron candidatos en agosto y ya no estarán en el cuarto oscuro en octubre.

Ganó Cambiemos: ¿ganó Vilma, Vidal o Arroyo?

Ganó Cambiemos: ¿ganó Vilma, Vidal o Arroyo?

142.957 votos. Un 93% más que el segundo. La performance de Cambiemos en las Paso de Mar del Plata rompió todos los pronósticos y la candidata a concejal Vilma Baragiola logró un triunfo aplastante. Pese a muchas especulaciones, el intendente Carlos Arroyo fue al bunker, habló, se sacó fotos y hasta se animó a decir que la victoria fue un respaldo a su gestión. La exfuncionaria eligió otro camino y le atribuyó gran parte del resultado a  la gobernadora María Eugenia Vidal. ¿Quién ganó entonces?

Con poco clima electoral, los candidatos (y algunos otros) hacen sus últimas jugadas

Con poco clima electoral, los candidatos (y algunos otros) hacen sus últimas jugadas

Faltan 4 días para que los marplatenses y batanenses voten en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) y la principal certeza es que el clima electoral brilla por su ausencia. La decisión de la mayoría de los partidos de resolver a dedo lo que la ley propone definir con votos, hace que la competencia entre los partidos sea prácticamente inexistente.