UNT: Exigen que se rindan cuentas de $ 9 millones del programa “Capital Semilla”

UNT: Exigen que se rindan cuentas de $ 9 millones del programa “Capital Semilla”

Se trata de fondos recibidos en 2011, de un plan del ex Ministerio de Industria de la Nación que estaba destinado a jóvenes emprendedores. Se investiga cómo se manejaron esos dineros, a quiénes fueron y si se realizó la correspondiente devolución.

La falta de claridad en la asignación y rendiciones de casi $ 9 millones correspondientes a los fondos del programa “Capital Semilla” involucra, esta vez, a laUniversidad Nacional de Tucumán (UNT). Se trata de un plan del ex Ministerio de Industria de la Nación (hoy absorbido por el de Producción) destinado a jóvenes emprendedores de 18 a 35 años que -en 2011- se ejecutó a través de varias universidades. Entre ellas la UNT, que fue a la casa de altos estudios a la que más fondos se le asignaron. 

Hoy, la duda se cierne sobre cómo se manejaron esos dineros, a quiénes fueron y si se realizó la correspondiente devolución. El expediente con la distribución de esos millones correspondientes a este “préstamo de honor” (con compromiso de devolución) llegó a la comisión de Hacienda del Consejo Superior para su análisis.

Los consejeros emitieron el lunes pasado un dictamen en el que solicitan un pronto despacho a la dirección de Asuntos Jurídicos, a cargo de Augusto González Navarro, para que responda cómo fueron ejecutados esos casi $9 millones. Esa misma dependencia tiene abierto un sumario administrativo desde 2014 con la finalidad de investigar cómo fue la gestión de la Secretaría de Extensión, que estuvo a cargo deMario Leal y Ricardo Zupán, ambos militantes de La Cámpora, durante la administración del ex rector Juan Cerisola. Esa pesquisa interna ya lleva más de dos años y todavía no concluyó. 

En el mismo dictamen, los miembros del comité de Hacienda le piden a la Unidad de Auditoría Interna (UAI) que indique si desde 2011 ha relevado documentación en poder de la Secretaría sobre el programa“Capital Semilla”. Y añaden que de no haberlo hecho, entonces, lo incluya en el Plan Anual de Auditoría de 2017.  Está previsto que este dictamen sea tratado el martes, durante la última sesión del Consejo Superior de la UNT. 

En 2011, el kichnerismo aprobó una transferencia por $ 8,9 millones provenientes de la Secretaría de Emprendedores y Pequeña y Mediana Empresa (Sepyme), que dependía del (ex) Ministerio de Industria. El objetivo era que se otorguen asignaciones de dinero para llevar adelante una idea y para poner en marcha un plan de negocio. 

Gran parte se hizo a través de las universidades por ser “referentes de investigación, desarrollo y capacitación”. Además, porque podían aportar asistencia técnica y recursos humanos. Según el convenio, las universidades debían recepcionar la documentación con los gastos efectuados por cada emprendedor. Y si había incumplimiento o demoras, las instituciones debían intimar al emprendedor. La misma cláusula preveía que la universidad exigiera la devolución de los fondos si el beneficiario no cumplía con la presentación de las rendiciones de gastos en tiempo y forma. 

Pero, además, el Capital Semilla estaba considerado un “préstamo de honor”. El emprendedor se comprometía moralmente a hacer “sus mayores esfuerzos para generar, a través de la ejecución del proyecto financiado, las utilidades necesarias para la devolución”. Lo que pretende conocer la comisión es si hubo un seguimiento y si se logró que los emprendedores devolvieran el préstamo. 

Cuando cambió la administración nacional, la unidad de auditoría interna del Ministerio de la Producción (ex ministerio de Industria a cargo de Débora Giorgi) detectó que entre 2010 y 2015 el programa entregó más de $ 360 millones sin control. Sólo fueron rendidos $ 18,4 millones: el 5% del total.

Hay un punto del expediente que analizó la comisión de Hacienda de la UNT que les llamó la atención. Según consta en el dictamen que emitieron hay un monto de casi $ 1,2 millón que figura como "pendiente de libramiento". Esto quiere decir que las asignaciones a los emprendedores no cubrieron el monto total de lo que mandó la Nación en 2011, casi $ 9 millones, a través de la Secretaría de Emprendedores y Pequeña y Mediana Empresa (Sepyme).

En la documentación que envió la Secretaría de Extensión Universitaria en marzo de 2015 se detalla la firma de 365 convenios (127 de Tucumán, 156 a emprendedores de Salta y 82 de Jujuy). El monto total de los libramientos es de $ 7,3 millones y el monto por gastos varios es de $ 384.080, lo que hace un global de $ 7,7 millones, y deja como pendiente de libramiento casi $ 1,2 millón.

En agosto de 2016, desde la Secretaría de Administrativa de Extensión Universitaria, le mandan a Asuntos Jurídicos del Rectorado un convenio de rescisión entre el (ex) Ministerio de Industria de la Nación y la UNT, y le pide "una opinión y pasos a seguir". En el expediente no consta una respuesta de Jurídico -por eso la comisión le solicita un pronto despacho- y el último movimiento data de cuando el actual secretario de Extensión, Marcelo Mirkin, le envía el expediente a la comisión de Hacienda. 

Comentá la nota