Evalúan medidas de auxilio para afectados por la huelga pesquera

Frente a la continuidad del conflicto en el puerto la UCR pidió declarar la emergencia económica, social y laboral en el sector, mientras que el oficialismo aseguró que se ya viene trabajando en ese tema y marcó diferencias.
El bloque de concejales del radicalismo presentó públicamente ayer el proyecto de ordenanza para declarar una "emergencia económica, social y laboral" para el puerto.

La compleja situación por la que atraviesa el puerto local, al haber transcurrido ya más de 50 días desde que se iniciara el paro del Sindicato Marítimo de Pescadores, mereció la presentación de un proyecto de ordenanza por parte de los concejales de la UCR, quienes solicitaron que sea declarada una "emergencia económica, social y laboral" para instrumentar medidas paliativas en favor de los trabajadores, el comercio y las empresas del sector.

La iniciativa fue presentada ayer por los integrantes de esa bancada en una conferencia de prensa y, horas más tarde, fue puesta a consideración de la comisión de Promoción y Desarrollo que, tras un extenso debate, decidió conservarla en análisis. La decisión de no darle en lo inmediato un curso favorable a la propuesta fue adoptada con el acuerdo del bloque de Acción Marplatense, el Frente para la Victoria y el Bloque Atlántico, luego de que el oficialismo planteara sus dudas sobre los alcances que tendría la eventual declaración de una emergencia que, en distinta medida, beneficiaría a diferentes actores dentro de la industria pesquera y de otros sectores vinculados a ella. Antes de que el expediente fuera debatido en la comisión, los concejales habían tratado otro proyecto de ordenanza promovido por el concejal del Frente para la Victoria, Pablo Retamoza, quien había pedido crear una unidad de gestión "para planificar de manera integral y multidisciplinaria la asistencia a los sectores afectados como consecuencia de la extendida paralización de la actividad en el puerto de Mar del Plata".

En este caso, el proyecto fue aprobado por mayoría, pero creando en vez de una unidad de gestión, una comisión de concejales para que se sumen a las tareas desarrolladas por el el Ejecutivo junto a funcionarios nacionales y provinciales en el marco del conflicto.

Luego de eso, el radicalismo pidió el tratamiento sobre tablas de su proyecto, lo que generó la inmediata respuesta por parte del oficialismo, que aseguró que muchas de las medidas solicitadas mediante ese texto para brindarles ayuda y contención a los trabajadores de la industria "ya fueron y están siendo aplicadas por el municipio". Según la propuesta de la UCR, la declaración de la emergencia incluiría a "todos los obreros y empleados vinculados directamente" con la industria que ya figuran o bien podrían ser incorporados en un padrón que del que ya dispone la comuna. Como beneficio, se pidió que se los exima del "pago de tasas y servicios municipales" y que se gestione "ante las empresas prestadoras de servicios esenciales el diferimiento del pago y la suspensión de los cortes de servicio por mora".

Además se solicitó "tramitar ante el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación el otorgamiento de una subvención extraordinaria".

En otro orden los radicales también propusieron "diferir o prorratear la obligación de pago de la Tasa de Seguridad e Higiene y de los Derechos por Publicidad y Propaganda, durante la vigencia de esta emergencia, a los establecimientos industriales habilitados vinculados a la actividad pesquera y a los establecimientos comerciales habilitados en la jurisdicción del distrito descentralizado Vieja Usina. Lo cierto fue que ayer, el oficialismo planteó sus dudas sobre los alcances de algunas de estas disposiciones por lo que pidió que el proyecto permaneciera en la comisión, subrayando que en materia del ayuda a los trabajadores, el Ejecutivo viene implementando distintas medidas desde hace varias semanas.

Comentá la nota