Entregaron 45 armas al puesto móvil del RENAR entre el lunes y ayer

Entregaron 45 armas al puesto móvil del RENAR entre el lunes y ayer
La mayoría de las armas pertenecen a personas que las han heredado y no desean tenerlas más en sus viviendas. Se dialogó con Martín Borsetti, responsable del puesto móvil del Registro Nacional de Armas (RENAR), que recibe armas de fuego de hombro y de puño, en nuestra ciudad hasta el próximo viernes.
La recepción está ubicada en las antiguas dependencias de la estación de trenes en el predio Multievento y apenas el arma es recibida, en una prensa se procede al aplastamiento del caño para inutilizarla. Almacenadas, las armas son luego trasladadas para su destrucción.

LA CALLE dialogó con Martín Borsetti, responsable del puesto móvil del Registro Nacional de Armas (RENAR), que recibe armas de fuego de hombro y de puño, en nuestra ciudad hasta el próximo viernes.

-¿Cuántas armas han sido entregadas a este puesto desde el lunes a la tarde?

-Hemos recibido cerca de 45 armas entre el lunes a la tarde y hoy martes a la mañana. Este número nos hace pensar que para el viernes podríamos recibir unas 300 armas.

Por suerte Entre Ríos nos está dando una buena cantidad de armas para la destrucción lo que significa menos problemas para la sociedad ya que no podrán ser usadas para delinquir. Esperemos que la gente se saque un problema de encima y entregue el arma al RENAR, para eliminar delitos y problemas en esta ciudad.

-¿Quiénes entregan las armas? ¿Personas jóvenes o mayores?

- Hay de todo, pero en su gran mayoría son personas que han heredado estas armas y hoy se quieren sacar un problema de encima. Al hacelo también evitan que estas armas no pasen a manos de delincuentes.

-¿Hay una recompensa en dinero por cada arma que se entrega?

- Según el calibre del arma hay una recompensa que se cobra en el Banco Nación y va de 200 pesos a 600, según el calibre del arma. La entrega es totalmente anónima, no le preguntamos nada a la gente, solamente le recibimos el arma, la inutilizamos para el traslado y su posterior destrucción y se les entrega el cheque sin endosar, y sin depositar. La persona que lo tiene lo cobra en forma anónima.

Comentá la nota