Empresarios festejan apoyo a Cambiemos y reclaman profundizar las reformas

Empresarios festejan apoyo a Cambiemos y reclaman profundizar las reformas

Desde varios sectores, coincidieron en que pese a la adversa coyuntura económica, es necesario avanzar con materias pendientes para ir hacia un país normal

Tras una semana de mercados en baja, dólar con una fuerte presión alcista y crecientes temores en el mundo económico de que la ex presidenta Cristina Fernández ganara en la provincia de Buenos Aires y resurjiera el fantasma de un regreso del kirchnerismo en 2019, los empresarios festejaban anoche el triunfo en las PASO de Cambiemos a nivel nacional y, especialmente, en territorio bonaerense, donde el resultado en la madrugada seguía siendo estrecho.

La ratificación del rumbo y la expectativa de que las reformas encaradas desde 2015 por la administración de Mauricio Macri continúen fueron las definiciones expresadas por los hombres de negocios consultados por El Cronista, incluso por los industriales que se vieron fuertemente afectados por la caída del consumo y el alza de las importaciones en el último año y medio.

Al ganar Cambiemos en todo el país, e incluso en Buenos Aires, se ratifica el norte y queda claro de que el kirchnerismo ya es pasado. Apostamos a que se mantenga el rumbo; se está tratando de hacer un gobierno normal, integrado al mundo y con reglas de juego claras. Creo que por ahí tiene que mantenerse el país en el futuro y que el grueso del empresariado opina eso, afirmó el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Gustavo Weiss.

El referente de un sector que estuvo paralizado y que recién este año comenzó a repuntar de la mano de la obra pública enfatizó que aún en el caso de que Cristina Fernández hubiera triunfado por pocos puntos, ese escenario podía revertirse fácilmente en octubre. Una brecha mayor habría sido, agregó Weiss, una mala señal a futuro porque habría implicado que se mantenía viva la llama del kirchnerismo.

Para el vicepresidente de la UIA y titular de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, está claro que hay una reafirmación de la tendencia hacia las líneas gruesas de la política del Gobierno en cuanto a las reformas que hizo y al gradualismo que adoptó y que tiene que mantener hacia adelante. Hay coincidencia en que hay que hacer los cambios y que hay que hacerlos de forma gradual; la sociedad convalidó eso ayer, agregó el empresario.

Desde el sector agropecuario, uno de los más beneficiados por el Gobierno, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, festejó el triunfo de Cambiemos y ratificó el compromiso que adoptó el campo ni bien la gestión de Macri se comprometió con el desarrollo de la actividad. Que el Gobierno gane una elección legislativa quiere decir que la ciudadanía está respaldando el camino iniciado hace casi dos años. El campo no esperó esta elección para invertir, no tuvimos una actitud especulativa. Cuando el Gobierno cumplió con las promesas de campaña, el sector dobló la apuesta e invirtió u$s 58.000 millones, manifestó el dirigente.

Desde la Asociación Empresaria Argentina (AEA), su titular, Jaime Campos, se limitó a expresar que el resultado electoral da cuenta de que la República se está consolidando y que hay muy buenas perspectivas para el futuro próximo de la economía.

La Argentina cambió; el resultado era previsible. La gente se cansó de algunas cosas y es muy positivo que la sociedad entienda que hay que cambiar y que todavía hay mucho por hacer. Yo podría decir con egoísmo que critico al Gobierno porque no me va bien, pero a veces hay que pensar en el futuro y el bien común, afirmó el empresario plástico Héctor Méndez, quien agregó que la economía de a poco va repuntando.

Por su parte, el gerente general de la Asociación de Autopartistas (AFAC), Juan Cantarella, coincidió en que el triunfo de Cambiemos refleja un voto de confianza y marca que una parte importante de la sociedad cree que vale la pena el esfuerzo para intentar ir a una propuesta de país un poco más normal.

Comentá la nota