En un emotivo acto colocaron el busto de Antonio Felipe Balcedo en la sede del PJ

En un emotivo acto colocaron el busto de Antonio Felipe Balcedo en la sede del PJ

En el marco de la conmemoración por el natalicio de Juan Domingo Perón, se descubrió en la casa del Partido Justicialista de La Plata un busto del recordado dirigente sindical peronista. Estuvieron presentes familiares y amigos de don Antonio, e hicieron uso de la palabra Pablo Bruera, el doctor Miguel Maldonado (amigo personal de Balcedo), los sindicalistas Carlos Quintana y Alfredo Atanasof, y el ex gobernador Daniel Scioli.

Al conmemorarse este domingo 8 de octubre un aniversario del nacimiento de Juan Domingo Perón (1895 - 2017), en la sede del PJ platense hubo un sentido homenaje al dirigente sindical peronista Antonio Felipe Balcedo (1936 - 2012).

Balcedo fue un reconocido dirigente sindical, que dirigió durante muchos años el gremio SOEME, y además se destacó como político (fue uno de los legisladores provinciales elegidos cuando el peronismo estaba proscripto y no pudo asumir su banca), periodista, y eximio escritor, virtud que destacaron todos los oradores.

El acto se inició con la adhesión de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien en su misiva resaltó a Balcedo como “un gran peronista”, encendiendo los primeros aplausos en el salón principal de la sede partidaria, y en la calle, donde cientos de militantes le dieron marco con la tradicional liturgia peronista. También hubo una carta de adhesión del presidente del PJ Nacional, José Luis Gioja. 

La apertura de los discursos estuvo a cargo del titular del PJ platense y ex intendente Pablo Bruera. El dirigente rescató que “un líder del tamaño que fue Antonio seguramente una de las banderas más importantes es el legado de la familia, una familia que ha hecho raíz el movimiento obrero y en la prensa, que para él fue muy sensible también. El Partido Justicialista tenía hasta aquí un solo busto, que era el del compañero Néstor Kirchner y ahora tenemos también uno de Antonio”.

Luego se mostró un video que repasó la vida de don Antonio, generando una profunda emoción en los familiares presentes.

Acto seguido fue el turno del psiquiatra Miguel Maldonado, quien contó varias anécdotas de su larga amistad con el dirigente, incluso con un repaso del momento en el que se conocieron en los años 80, “y a partir de ese día jamás me alejé de él, era un faro de luz en la política y en el gremialismo”.

“Hoy se hace justicia, cuando se instala este busto de Antonio Balcedo, porque fue un militante del peronismo de toda la vida, que por militar en esas épocas de dificultades económicas, que también las pasó, cuando alguna reunión se prolongaba tenía que volverse caminando hasta el lejano lugar de residencia que era Melchor Romero, no es poca cosa, no es poco sacrificio para quien tiene que hacer semejante esfuerzo, por eso este es un justo homenaje, reconocido por propios y ajenos”, recordó.

El amigo de la vida dijo que “Antonio tuvo adversarios, pero no tuvo enemigos, porque no se podía ser enemigo de Antonio Balcedo; se podía coincidir o disentir, pero siempre era un hombre de una palabra amable, comprensiva, reflexiva, nunca un exabrupto”.

Para Maldonado el busto “también es un reconocimiento a la tarea que hizo Antonio Balcedo para que Perón volviera a esta Argentina que amaba”. A la vez que resaltó el exquisito acerbo cultural del dirigente sindical. Y en ese sentido rescató sus libros, sus encendidas columnas, la creación del diario Hoy y los libros que escribió, además de rememorar la creación del periódico “Peronismo Peronista, una expresión del Movimiento Nacional”.

El psiquiatra también remarcó la resistencia que Balcedo y su grupo fueron resistencia ante “la venta de la patria” del menemismo. Lo dijo visiblemente emocionado.

Después habló el titular de la regional de UPCN, Carlos Quintana, y del ex Secretario General de los Municipales, Alfredo Atanasof. Quintana recordó a Balcedo como “uno de los hacedores del movimiento obrero de la región”. “Su costumbre era invitarte a comer un churrasco en la calle uno, su costumbre era que todas las cosas se conversaban con un churrasco en la calle uno, y en realidad ahí nos dejaba muchas enseñanzas, principalmente en los tiempos más difíciles, sobre todo después de aquel golpe de facto del 76”, recordó.

Atanasof, por su parte, dijo que entre las tres personas que le hicieron ver la importancia de la lucha por la justicia social y el trabajo sindical “uno fue mi padre, el otro fue el Flaco Dieguez, y el tercero fue Antonio, que me decía ‘Alfredito anímese’. Me animé y me quedé más de cuarenta años conduciendo el gremio municipal de la república Argentina. Destacó que Balcedo era “un tipo amplio, y en el SOEME se hacían reuniones con jóvenes, muchos de los cuales no compartían el pensamiento ideológico de quienes eran los dirigentes sindicales de aquel momento, sin embargo esa casa estaba abierta para que todos pudiéramos ir a decir qué opinábamos”.

Los oradores, más el ex gobernador Daniel Scioli, se encargaron de descubrir el busto de Antonio Balcedo, en el momento más emotivo de la tarde, que dejó al descubierto un excelente trabajo del artista que esculpió la obra. 

Por último, el cierre estuvo a cargo de Daniel Scioli, quien no sólo se refirió a la figura de Balcedo, sino que también tuvo algunas frases referidas a la inminente elección legislativa y al rumbo que toma el país en manos de Cambiemos.

“Balcedo tenía pilares fundamentales de la vida, como es el valor de la familia, el sentido de la amistad, de la solidaridad; y en especial, desde nuestro espacio político, como Іl bregaba, la unidad por la defensa de los intereses nacionales. Tenemos grandes debates por delante”, dijo Scioli, quien pidió estar atentos a los próximos debates que se darán en el Congreso de la Nación, sobre todo respecto a la flexibilización laboral”.

El ex gobernador y candidato a diputado nacional resaltó que “una figura de la dimensión de Antonio Balcedo nos muestra el camino”, y concluyó con la siguiente frase respecto al momento que vive el país: “Mandela decía ‘hay momentos en que uno tiene que decidir si resignarse o luchar’, tenemos que luchar compañeros, pero con mucha inteligencia, muchos recuerdos, mucha humildad, y fundamentalmente con mucha responsabilidad”.

Coment� la nota